Los músicos “argentos” siempre progresan en España. El último en abrirse paso ha sido Manuel Michelutti, quien acaba de publicar un primer álbum titulado “Género Imperfecto”. Han sido quince años previos de trabajo junto a bandas y artistas ya consagrados con los que ha compartido proyecto o a los que ha tenido la oportunidad de telonear, como Pablo Perea (El Norte), Alberto Comesaña (Semen Up, Amistades Peligrosas…) o el fallecido Germán Coppini (Golpes Bajos y en solitario).

Su debut en solitario consta de diez canciones, que incluyen viajes de ida y vuelta hacia el Pop, el Punk, la New Wave, el Reggae y el Country, con lo que su hoja de prensa define como “letras anecdóticas, toques de humor y una profunda visión de la vida”. Más concretamente, su autor las identifica como “letras divertidas y profundas, todo un viaje de introspectiva y retrospectiva (…) Son autobiográficas con toques absurdos, humorísticos y por momentos, crudos y profundos”. En este y otros sentidos más relacionados con la forma de componer y presentar sus canciones, es inevitable que Michelutti recuerde (y mucho) a ese punto guasón y elegantemente mordaz de Andrés Calamaro/Los Rodríguez, Sergio Makaroff o Andy Chango.

“Voy a llegar” fue su primer videoclip y single, al que ha sucedido ahora “Ganas de verte”. La banda que le acompañó en el estudio fue una selección de talentos sin discusión, muchos de ellos vinculados directamente a este particular sonido: Jose Bruno (batería -Calamaro, Fito y actual Leiva-), Basilio Martí (teclado -Quique González, Yuri Gagarín Trío y en su momento Antonio Vega-), Adela de la Vega (violín) y sobre todo su productor de lujo, ese Candy Caramelo que en este caso ha compartido la ingeniería de sonido con su apoyo en la guitarra, el bajo, la percusión, el sintetizador y los coros. Caramelo es músico de Calamaro y Fito & Fitipaldis, además de actual bajista de Dani Martín, por no hablar de su extensísimo historial de colaboraciones y producciones.

Leo Cebrián Sanz