El festival Sagrarock, que se celebra el próximo sábado 18 de agosto en la localidad toledana de Añover de Tajo, ha dado a conocer los horarios de actuación de los grupos que van a participar en él.

La cita comenzará a las 16:30 con Wet Dreams y continuará una hora después con Isaac Palón. A las 18:35 será el turno de Synchronical y a las 19:50 subirán al escenario los chicos de Zenobia. Tras ellos el protagonismo será para Ñu a las 21:20 y a las 23:05 tomarán el relevo sus compañeros de Saratoga. La noche la cerrará la Manhattan Rock Band a las 00:50.

También se han hecho públicos los precios de las consumiciones, que son los siguientes: agua, 1 euro; refresco/cerveza, 2 euros; mini de cerveza/kalimocho, 5 euros; copa, 5 euros; mini de cubata, 10 euros; bocadillos, 4 euros.

Cabe recordar que el festival colabora con la Asociación de Personas con Autismo de Toledo, donando un porcentaje de la taquilla a favor de dicha entidad.

Y para terminar, como no podía ser menos, hay que referirse a la polémica surgida tras la cancelación de la fecha y ubicación inicialmente previstas: el sábado 21 de julio en la vecina localidad de Mocejón, también en la provincia de Toledo. Las declaraciones exclusivas a LosMejoresRock.com del portavoz socialista en aquel ayuntamiento pusieron al descubierto las razones ocultas de la falta de apoyo del consistorio al Sagrarock.

Un audio publicado en redes sociales del Pleno en el que se discutió la participación institucional en el festival dejaba en muy mal lugar al regidor del Partido Popular (PP), que negaba cualquier tipo de ayuda logística amparándose en sus prejuicios sobre el público rockero. Este medio trató de contactar directamente con el alcalde de Mocejón para que se defendiera personalmente de las acusaciones de la oposición o expresara todo aquello que le pareciera pertinente, pero hemos recibido la callada por respuesta.

Indudablemente dolido por la repercusión que tuvo la noticia publicada en esta web, lo que sí ha habido por parte del Ayuntamiento de Mocejón ha sido un comunicado sobre lo ocurrido. En él niegan la mayor y descargan toda responsabilidad sobre el caso, sin asumir ningún tipo de autocrítica o matiz. Lástima que esta nota oficial haya tardado en ver la luz varias semanas, un tiempo muy significativo a la hora de poner en valor un silencio administrativo que apunta directamente a la culpabilidad del Ayuntamiento.

En cualquier caso, abrimos nuestro espacio a las explicaciones que la alcaldía de tintes conservadores de Mocejón ofrece tanto a sus vecinos como a esos asistentes del festival que perdieron sus reservas de hotel o tuvieron que modificar sus planes para el fin de semana. Que cada uno lo juzgue como crea oportuno, pero al menos en esta web tenemos claro de qué parte está la razón…

“Estimados vecinos:

Ante la información incorrecta y, mal intencionada, que se ha difundido sobre la cancelación del llamado “Sagrarock”, pasamos a aclarar varias cuestiones.

1º La cancelación del concierto ha sido por causas ajenas a este Ayuntamiento. El promotor del evento nos comunica que a 14 de julio únicamente se habían vendido 100 entradas. Él ya había pagado el 50% del concierto y no estaba dispuesto a perder el 100% del dinero que tenía que invertir, unos 22.000€.

2º La organización no presentó el plan de autoprotección y la declaración jurada de cumplimiento de normativa sobre prevención de riesgos laborales. Ante un evento de estas características, por Ley, el Ayuntamiento está obligado a exigir medidas de seguridad. No podíamos exponer a ningún tipo de peligro a los asistentes al Sagrarock. En caso de producirse algún accidente, la responsabilidad Civil es del Ayuntamiento.

3º Este Ayuntamiento no ha puesto ningún problema a los promotores del concierto. Hemos estado a su disposición desde el momento que nos lo propusieron. Para la celebración del concierto cedimos: El antiguo campo de fútbol, el escenario, los vestuarios del Pabellón Ángel Berrio y, pusimos a su disposición, a los voluntarios de Protección Civil.

4º El problema, por parte de los organizadores, surgió cuando no presentaron la documentación relativa en materia de seguridad. ¿Por qué no han presentado unos documentos tan importantes?

Por tanto, ni el Alcalde ni los técnicos del Ayuntamiento han puesto impedimento para la celebración del Sagrarock.

La cancelación de este evento solo ha servido para ser aprovechada políticamente por los grupos de la oposición y, por algún intermediario del concierto, para atacar al Alcalde con fin electoral.

Desde el Ayuntamiento lamentamos los problemas que haya podido ocasionar a los asistentes la cancelación del evento”.

Leo Cebrián Sanz