No podemos evitarlo. Es escuchar la palabra “Señora” y de inmediato nos acordamos de las versiones que Los Enemigos y Marea hicieron del clásico de Joan Manuel Serrat. Pero ahora Señora es algo más: una banda de la madrileña localidad de Getafe, que desde 2014 amplía las fronteras del Rock Alternativo por las aduanas del Funk y el Metal. Sus músicos se declaran “intoxicados aún por las sustancias musicales que ingerimos hasta la saciedad en los años 90”.

En palabras del propio cuarteto: “Señora es ese grito desesperado que necesitamos soltar, un toque de atención a nuestra conciencia, la búsqueda de la justicia, un nuevo punto de apoyo desde el que mirar todo de una forma distinta, las ganas de estar vivo y de luchar por lo nuestro”.

Los componentes de Señora son Pety (voz) y Terry (guitarra) -los dos músicos que primer pusieron en marcha la máquina-, el posterior Puni (bajo) -más de veinte años de experiencia en el Punk más oscuro- y el último en llegar al combo: David a la batería. Juntos comunican al oyente su visión del mundo en el que viven, tal y como han demostrado en su disco de debut: “Mentes Deformes”. El álbum fue el resultado de una intensa campaña de micromecenazgo, que pronto vio sus frutos con el lanzamiento del primer single: “Hay mucho cerdo”.

Antes de plasmar su primera producción oficial hubo tiempo para una maqueta previa y el habitual recorrido por salas emblemáticas como el desaparecido Hebe vallecano y algunos locales de la zona sur de la Comunidad de Madrid. Ya en 2015 se estrenaron en las lides videográficas con un clip de la canción “Pato mareao”. Su último repertorio lo dieron a conocer en Gruta 77, en el capitalino barrio de Carabanchel.

Señora recuerdan inevitablemente a los maestros del género en España, verbigracia O’Funkillo, pero también a otras formaciones de gran calidad técnica como Sobrinus o con ese carácter ecléctico de los hoy ya olvidados Sindicato del Crimen, grupo en el que por cierto ya había un Terry. ¿Será el mismo?

Leo Cebrián Sanz