En el programa “The talk” de hoy, jueves 12 de septiembre, Sharon Osbourne ha contado que su marido Ozzy escondía tanto sus botellas de alcohol como diferentes pastillas que tomaba. Ha dicho la señora Osbourne: “Descubrí que la botella la guardaba en el horno, porque yo nunca lo usaba, y las píldoras las metía en sus calcetines limpios, en el cajón. Recuerdo que hacía una inspección todas las noches, después de descubrirlo, y se las quitaba. Una vez, pasado un mes de confiscaciones, entré con una bandeja enorme con todas las cosas y le dije: ‘¿Buscabas esto?’”

Aunque ahora Ozzy está totalmente sobrio y no se droga, él reconoció que pasó unos cuarenta años de su vida drogándose y bebiendo alcohol.

El año pasado el cantante dijo que ahora no entendía cómo le podía parecer divertido entrar a un bar para ponerse pedo y meterse cocaína. Añadió: “He llegado a pensar que si ahora me pones delante una bolsa de cocaína, una botella de alcohol y una pistola, y me haces elegir, escogería la pistola.”

En 2014 comentó: “Si te metes cocaína, puedes beber días sin parar. La cocaína y la bebida son los huevos y el tocino del mundo del adicto, la combinación perfecta; y no puedes parar”.

Ozzy admitió en otra entrevista del mismo año que odiaba asistir a las reuniones de Alcohólicos Anónimos (todavía sigue yendo, dice) y que sólo lo hacía por el bien de su familia. Contó: “El alcoholismo es una enfermedad. No me gusta ir a las reuniones pero, si no voy, sé que volveré a beber. Y me preocupa perderlo todo. Lo hago por mi familia.”

  • Sharon nunca pierde la oportunidad de pisar un plató de televisión, aquí la tenéis en otro show: