Nos ha encantado la adscripción de una banda como ésta, que se define como Hard Rock de vieja escuela, al término “Hazlo tú mismo” o ‘DIY (Do It Yourself)’. Su autogestión comenzó en 2009 tras la decisión de dos músicos de Conservatorio -Fernando (guitarra) y Javi González (batería y percusión)- de aplicar sus conocimientos a una música menos formal que la académica. Pronto reclutaron a Xurxo Labrador en la segunda guitarra, Brais al bajo y, por último, la teclista Mar.

Apenas dos meses después Pablo entró en lugar de Mar y las líneas vocales se reforzaron con los coros de Cristina y Sara, que terminarían dejándolo en el verano de 2011. Para entonces Brais ya había sido sustituido por David Cedrón a las cuatro cuerdas. La formación se fue estabilizando con la entrada de Sergio Varela como vocalista y la baja de Pablo, a la que aún habría que añadir la Fernando en el otoño de 2014. 

En el otoño de 2014 Fernando abandonó el grupo y entró Anxo López a las guitarras (acústica y eléctrica, como su compañero Xurxo) y los teclados. Él y Javi se encargaron de la grabación de su primer y homónimo disco, siendo el colectivo The Poet’s Silence al completo el firmante de los arreglos y la producción. Aquel álbum de 2015 nos llamó la atención por varios motivos, siendo el más obvio el uso de tres idiomas para dar letra a sus siete temas cantados: castellano, inglés y gallego. La intro “Sin descanso” daba paso a títulos como ‘Someone to love’, ‘Sono’ o “Alcanza la luz”.

La banda ha participado en alguna “Noche Progresiva”, por cuanto su música cruza con la licencia correspondiente los condados del Hard Rock, el Heavy Metal y el Classic Rock de los años 70, además del estilo que refiere el nombre de la velada temática.

Estos músicos de la localidad lucense de Monforte de Lemos se dejan ver y escuchar sobre todo por su zona de influencia, con Orense, Santiago de Compostela y la capital Lugo como principales polos de actuación. Fueron teloneros de la curiosa actuación acústica de Sôber en el Concello que tiene su mismo nombre en Lugo, además de haber compartido escenario con Pacho Brea y el guitarrista José Rubio en un festival celebrado en su propia localidad natal.

La grabación del segundo álbum de The Poet’s Silence comenzó en diciembre de 2017 y se ha espaciado en el tiempo, pero en las últimas semanas parece haber tomado un ritmo definitivo de producción. Esperamos con expectación el resultado de esas sesiones…

Leo Cebrián Sanz