A medida que van pasando los años se valora más y mejor la importancia del recopilatorio “Decarga Norte”, que en 1988 otorgó visibilidad a la escena metalera del País Vasco, ahogada por entonces por la fuerza del Rock Radical Vasco. En aquella recopilación de nuevas bandas estuvieron presentes los protagonistas de esta reseña, además de sus vecinos vitorianos Rock D.A.M. y B.O.2. Estigia representaban a Santurce (Vizcaya), mientras que Caid Deceit lo hacían con Irún, en Guipúzcoa. U.T.M., siglas de Un Trago Más, eran protagonistas con dos de sus temas: “Vende tu alma al diablo” y “Déjame en paz”, que sonaron bastante fuera de Euskadi gracias a la generosa distribución promocional que el sello Discos Suicidas hizo de su compilado.

Ambas canciones figuran en esta edición de la obra completa de los gasteiztarras, uno de los nombres clásicos de la escena rockera de la capital alavesa. Su única edición discográfica propia fue un EP de cinco canciones publicado en 1990, que incluía las canciones “Punto y final”, “Hijo de la ley”, “No cambiarán”, “Dónde están, dónde irán”, “K’alegría” y “Punto y final”, que se incluyó en su versión original de un año antes.

A las siete composiciones ya citadas se suma ahora “Live El Pilar”, una grabación en directo efectuada durante el año 1991 en la propia Vitoria. Los títulos que conformaron el repertorio de aquel concierto fueron los siguientes: “Noches sin rumbo”, “Con uñas y dientes”, “Dónde están, dónde irán”, “Muerte premeditada”, “Pisa el freno”, “Besos de cristal”, “Ecos” (Instrumental), “El violador”, “Encerrado”, “No cambiarán”, “Déjame en paz”, “No molestarás”, “Hijo de la ley” y “K’alegría”.

La recuperación del legado artístico de U.T.M. ha sido posible gracias a la colaboración de tres sellos independientes: Gadir Records, Héroes de Culto y Demons Records. Su libreto de doce páginas incluye una detallada biografía en castellano e ingles, así como una amplia galería fotográfica de su actividad en estudio, directo y difusión para prensa.

Leo Cebrián Sanz