¿Está usted enojado con el mundo y necesita desahogarse? ¿Acaso no cree que el mejor de los mundos posibles es el que ofrece el capitalismo? ¿Piensa que la libertad es algo más que elegir la compañía de telefonía móvil? Pues escuche ya mismo el disco “Conciencia Incendiaria”, del grupo Punk canario que mejor sintetiza la música “de odio positivo”. A.S.C.O. le dan duro al Street-Punk desde las Islas del MPAIAC, aquel movimiento revolucionario -aunque terrorista para otros-, cuyas siglas respondían al nombre de Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario. El quinteto no lleva tan lejos sus reivindicaciones identitarias, pero sí que demuestra una firmeza de contenidos que no conoce fisuras, tanto en lo territorial como en lo social.

El grupo formado por Carlos Erukto (voz), Karlos Villa y Berto (en ambos casos guitarras y voces), Jorge (bajo y coros) y Juan (batería) defienden la “Lucha de clases” y la fraternidad de los “Colegas”, mientras abogan por una “Canarias alzada” y recuerdan al “Comandante eterno”, figura emblemática con tres pilares: el Ché Guevara, Fidel Castro o el mismísimo Hugo Chávez. Esta particular “A.S.C.O army” dice “Hasta nunca” a la ultraderecha modelo Hogar Social y se declara “Antipolicial (4.C.A.8.)”, mientras convierte un tema de Cock Sparrer en la letra en castellano de “Volveremos”. “Para bien” autocelebra su coherencia y resistencia ideológica a lo largo de los años, dejando clara su manifiesta intención de seguir siendo ovejas rebeldes de por vida en “No quiero ser”.  “Volveremos” promete mantener las alertas activas hasta el final de sus días, en un permanente estado de vigilancia en defensa del proletariado del siglo XXI.

Por si había dudas sobre su filiación musical, cabe destacar que Fray y Yoan, dos de los miembros de los referentes Decibelios, echan una mano en “Colegas”. Este quinto álbum de A.S.C.O. (Asquerosa Sociedad Capitalista Opresora) es la continuación de “Ira Popular” (1995), ‘Sequimur Vexare’ (2002), “Por Un Infierno Más Digno” (2003) y el recopilatorio “1989-2015” (2016). En dos de las cuatro portadas de estos discos aparecen sendos vehículos incendiados. Telita…

Leo Cebrián Sanz