SU TA GAR, por Leonardo Cebrián Sanz

No estaría de más que algún año de éstos la celebración del Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca) deje a un lado la txalaparta y adopte como himno extraoficial el ‘Jo ta ke’ de Su Ta Gar. Es lo mínimo que se merece esta banda precursora del Metal en euskera, cuya militancia no debe ocultar la excelente calidad de su música. Un concierto en directo revela que veinte años de tablas dan para mucho. Su guitarrista Xavi Bastida nos transmite su entusiasmo…

 

Veinte años como referente del Metal cantado en euskera. ¿No pesa la responsabilidad?

No pesan los años, sino los kilos, je, je… La responsabilidad que podemos sentir no es por el hecho de ser referentes o no, sino hacia nosotros mismos y nuestros seguidores, por querer hacer bien las cosas, por dar la talla. Es señal de que sigues vivo y con ilusión.

 

¿Cómo vivisteis la proliferación de grupos que sonaban como vosotros… o que por lo menos lo pretendían? ¿Qué ha pesado más, el tributo o el plagio?

La influencia ha sido lo más frecuente, no el plagio. Todos recibimos influencias de lo que más escuchamos y nos gusta, sobre todo cuando estás dando los primeros pasos. Es verdad que rompimos muchos esquemas al hacer esta clase de música y cantar en euskera. Haber creado escuela es algo que emociona… ver que estás marcando a la gente y los músicos.

 

Hay un despliegue inusual de medios que da un gran atractivo a la presentación del doble CD + DVD, “20 Urte”. ¿Buscabais un producto de coleccionista, algo realmente especial?

En principio sólo pensamos en una gira para celebrar el vigésimo aniversario del primer concierto. El set-list tenía que ser especial, con canciones de todas las épocas. Decidimos hacerlas como se grabaron en su día en el estudio, incluyendo las guitarras acústicas y pianos originales. Supuso un gran reto, ya que nunca antes lo habíamos hecho en directo. Además, quisimos grabar algún concierto para tenerlo nosotros de recuerdo. El resultado nos gustó mucho y el siguiente paso fue editarlo. Quisimos acabar el aniversario a lo grande y elegimos este formato de digipack de cuatro cuerpos desplegables. Intentamos hacerlo elegante, cuidando el diseño, utilizando fotos de toda la gira y técnicas que encarecen la fabricación del producto (tintas especiales, impresión en mate, impresión en los lomos interiores…). Todo porque queríamos darnos, y compartir con el que quiera, el gustazo de tener un producto así para siempre.

¿Qué tuvo de singular este concierto de cumpleaños: la fecha elegida, más canciones en el repertorio, algún interludio acústico, el ambiente en la sala…?

No fue un concierto de cumpleaños, fue una gira compuesta por veinticuatro fechas. Todas ellas tuvieron este set-list particular. El diseño de luces fue ampliándose según pasaba la gira (ya que el éxito fue grande y eso nos lo permitió). Había que elegir una fecha para la grabación y fue ésta por varias razones: Durango es un pueblo cercano al nuestro, la fecha -en plenas navidades- y la sala, muy adecuada tanto para el público como el grupo… Teníamos la esperanza de que estos factores pudieran ayudar a conseguir el ambiente adecuado.

 

La gente parecía muy tranquila y realmente satisfecha y feliz. ¿No hubo ningún espontáneo con ganas de subir por esos escalones que os separaban del público?

Hubo ambientazo. Normalmente la gente es muy respetuosa en nuestros conciertos y no se sube al escenario. Aquí ocurrió lo mismo. En alguna canción, los chavales de primera fila no pueden más y suben unos peldaños hasta ponerse a la par que Aitor. Esas imágenes transmiten muy bien el feedback que se produce entre la banda y el público.

 

¿Qué productora ha realizado el vídeo? Su forma de reflejar el concierto tiene trazos de autor, casi de cineasta. Buen trabajo de encuadres y un montaje muy rico.

Se utilizaron seis cámaras. Es un local que los realizadores de Megavídeo conocen bien y tenían claro cuál tenía que ser la ubicación. La postproducción se hizo en sus estudios con un realizador-operario a las órdenes de Aitor y mías.

 

La calidad de la imagen es soberbia. ¿Estáis igual de contentos respecto al sonido?
Sí, desde luego. Sobre todo nos han transmitido muy buenas críticas del sonido, después de la presentación (diseño, formato…) y por último de las imágenes del vídeo. Estábamos muy contentos con el resultado y, después de recibir las críticas, nos sentimos más orgullosos.