Les conocimos hace apenas unas semanas, justo cuando entrábamos para participar en la fiesta radiofónica de AsaltoMata Radio en la madrileña sala Gruta 77. Luego nos hemos enterado de que estaban anunciados como teloneros de Nashville Pussy, así que era obligado reseñar a estos incansables del circuito madrileño de salas, tanto en la capital como en su Comunidad.

Aulladores también han abierto para los norteamericanos The Hangmen en la sala ya citada, participado en un homenaje a Lemmy Kilmister… y, tan importante para nosotros como sus galones de “internacionalidad”, compartido escenario con los vallecanos Motociclón en la localidad de Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa), uno de los santuarios del Punk en el País Vasco. Ávila, Valladolid, Zaragoza y los municipios toledanos de Madridejos y Santa Cruz de la Zarza han experimentado igualmente el áspero aullido del trío.

Jesús Jiménez (guitarra y voz), Fernando Mayo (bajo y voces) y Francisco  Javier Torquemada (batería y voces) forman una banda estable, que se divierte junta desde 2009. Dos años después debutaron con un disco de doce temas, grabados en directo unos meses antes en su local. En enero de 2014 presentaron su siguiente colección de canciones, el autoproducido “Sin Lo Que Sobra, No Basta”, que por cierto contó con edición en vinilo. Hace unos meses hicieron lo propio con “Antes del Infierno”, su tercer capítulo de gestión independiente. Uno de los carteles de sus actuaciones los anunciaba como “Rock sudoroso, macarra de barrio”, lo que corroboramos “de pe a pa”.

Leo Cebrián Sanz