El guitarrista de Cannibal Corpse, Patrick “Pat” O’Brien, ha comparecido hoy en un juzgado de Florida y además de ir encadenado de manos y pies, sorprendentemente, llevaba puesto un chaleco ‘antisuicidio’.

El juez ha decidido que no abandone la cárcel para gozar de libertad provisional hasta que se someta a una prueba de consumo de drogas. De todas formas, si el test le favorece, tendrá que abonar 50.000 dólares de fianza.

Los hechos que han llevado a O’Brien a la cárcel sucedieron ayer, 10 de diciembre. El guitarrista asaltó una casa en Northdale, Florida, y no hizo caso a los propietarios para que se marchase. Cuando la Policía acudió, lo encontraron escondido en una valla cercana a dicha vivienda y amenazó a uno de los oficiales, cuchillo en mano.

Mientras arrestaban a O’Brien, los bomberos acudieron a sofocar un incendio en una casa cercana y, parece ser, esta es la del guitarrista. Hubo varias explosiones extrañas durante el fuego y posteriormente se encontraron restos de dos lanzallamas militares que fueron los que las provocaron. Las causas del incendio siguen investigándose.

  • Cannibal Corpse acababa de anunciar que girará junto a Slayer en la próxima manga de su gira norteamericana, que comenzará en mayo. Parece complicado que ‘Pat’ O’Brien pueda hacerlo a pesar de que faltan varios meses.