El Rock and Roll, se pongan como se pongan, sigue con un buen músculo de actividad entre los profesionales más veteranos de la escena musical española. Lo demuestran formaciones como el grupo murciano Debaho Band, que desde la localidad de Lorca reivindica las esencias más urbanas de un modo muy autóctono y propio de componer música y tocarla sobre el escenario, cuando no directamente de vivir y sentir el arte de la creación.

Jose Alberto Lario “Flori” -vocalista-, Alfredo Veas y Alfonso Quiñonero “Poncho” (guitarras), José Luis Meca (bajo y voz) y Andrés Corbalán (batería) opinan que “quien renuncia a grandes sueños se retuerce en los pequeños”, así que los persiguen con denuedo desde su consolidación en 2012 con la autoedición de su primer álbum: “Sin Freno”. Dos años después publicaron el disco “Basado En Hechos Reales”, esta vez bajo el manto logístico de Maldito Records.

Sus siguientes 40 minutos de música han llegado en 2018 con su tercera referencia: ““Hijos del Rock & Roll” (Rocket Music), compuesto de una “Intro” inicial y diez composiciones más, como siempre con letras en castellano. En él colaboró con una grabación en off el doblador Ricardo Solans, fácilmente reconocible por ser quien pone voz a actores internacionales como Al Pacino, Robert De Niro o Sylvester Stallone. También destacaba su versión de un nombre clásico de la escena rockera murciana, Los Marañones, de quienes hicieron una adaptación del tema “La revolución”, originalmente publicado en 1994.

Debaho Band, que ha de ser pronunciado con esa “jota” rotunda que tanto gustaba al escritor Juan Ramón Jiménez, se declara fan incondicional del Rock español más clásico, ese que engloba a Burning, Leño, Barricada, Extremoduro, Reincidentes o Marea, sin evitar sonar por momentos al Loquillo más duro o los más rítmicos Platero y Tú o Fito y Fitipaldis.

Leo Cebrián Sanz