Hacen bien los chicos -y chica- de Doctor Hilander en recalcar la importancia del madrileño concurso de la sala Silikona, atendiendo a los hechos probados del posterior éxito de tres de sus ganadores: los poperos La Sonrisa de Julia, Dvicio y los hoy aclamadísimos Vetusta Morla.

Hoy es esta banda de la capital la que celebra su victoria en la decimoctava edición de este certamen de Pop Rock del barrio de Moratalaz. Sucedió el pasado 7 de julio y desde entonces están como locos por comunicar a la escena musical española que están aquí para presentar sus canciones de “ritmos pegadizos y melodías alegres y auténticas”.

Doctor Hilander apenas lleva funcionando como banda desde el pasado verano, fruto del trabajo conjunto de Isa (cantante), Sito y Aitor (guitarras), Gabi (bajo), Antonio (batería) y Ángel (saxofón). Todos coinciden en un “Indie-Pop con un estilo propio y desenfadado”, que nace de la mezcla “del Pop, el Rock, el Indie y la música clásica”. Se declaran abiertos a cualquier tipo de influencia, aunque inciden en la singularidad de la unión de la guitarra con la voz y el saxofón como una seña de identidad propia de la que se sienten muy orgullosos.

El próximo 25 de agosto actúan en Tauste (Zaragoza) y el 27 de septiembre en la madrileña sala Caravan , así que habrá que seguirles la pista para -quien sabe si algún día no muy lejano-, poder decir que fuimos de los primeros en saber de ellos y disfrutar de sus emocionales directos.

Leo Cebrián Sanz