Encantados de la vida y de la muerte se van a quedar los seguidores del Grind y el Metal Extremo cuando reconozcan en la imagen promocional a los cuatro componentes de esta banda: Ana, Luisma (ex-Avulsed) y Jose (Último Gobierno) -todos ellos antiguos componentes de Haemorrhage y los dos primeros de Steelforce- y Lucky (ex-Avulsed). Juntos han elaborado una violenta mezcla de Crust y Punk inspirada en grandes referencias internacionales como The Exploited y Discharge. La característica vocal del combo es que combina los registros masculino y femenino de sus dos cantantes.

El proyecto comenzó a gestarse a comienzos del pasado año. Su primera grabación está a las puertas de ser difundida, ya que el EP ‘Life Kills’ verá la luz el próximo 27 de septiembre. Lo publican con el sello italiano Spikerot Records y consta de los siguientes temas: ‘Bound to destroy’, ‘A wolf among the sheep’, ‘Collateral damage’, ‘Wounds of war’, ‘Sota’, ‘Don’t blame the victims’ y ‘Life kills’.

Luisma, que además ha sido quien se ha ocupado de la mezcla, refiere así la intención de Depopulation Department: “Lo que más nos gusta de este EP es que suena fresco. Hicimos las canciones sólo para divertirnos y para liberar toda esa música Punk que siempre hemos tenido en nuestros corazones. No sentimos presión alguna y ni siquiera sabíamos qué dirección iba a tomar nuestra música. Simplemente es pura diversión. Punk, Crust, Hardcore…, llámalo como prefieras, pero estamos orgullosos de cómo ha quedado”.

Conceptualmente se adscriben a una actitud “antitodo”, aunque se solidarizaron con la causa animalista en el tema ‘Justice for Sota’, más tarde reducido en su título al nombre del perro asesinado por la policía barcelonesa. “Aunque no estábamos preocupados por la dirección musical”, prosigue Luisma, “teníamos una idea clara sobre las letras. Cada uno de nosotros estaba o está involucrado principalmente en bandas de Grind y Death Metal, así que hemos cantado mucho sobre películas gore, monstruos, demonios, etc. Esta vez sólo queríamos expresarnos sobre el mundo enfermo en el que vivimos, de ahí el título. Son canciones que tratan sobre cosas que vemos todos los días: guerra, corrupción, violencia contra las mujeres, contra los animales, etc.”.

Leo Cebrián Sanz