Flóra “Florence” Klein, la madre del bajista/ cantante de KISS Gene Simmons, ha fallecido. Tenía 92 años.

La noticia la ha hecho oficial Shannon Tweed, esposa de Simmons al escribir en Facebook: “Descansa en paz, mi querida Flora. La mejor abuela y suegra que he podido tener. Fuiste amada y serás recordada.”

Gene, por su parte, ha publicado una foto en Instagram de su madre con él cuando era niño con la frase: “La mejor madre del mundo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

La madre de Simmons era una húngara judía que sobrevivió al holocausto nazi. Estuvo en un campo de concentración con 14 años de edad, donde vio morir a la mayoría de sus familiares. Sólo se salvaron ella y su hermano Larry.

Una vez en Israel, donde se trasladó, tuvo a Gene. El padre los abandonó cuando el hijo sólo tenía 6 años y, pasados dos, se mudaron a EE. UU.

El bajista de KISS contó en cierta ocasión: “Cuando llegamos a Estados Unidos, ni ella ni yo hablábamos una sola palabra en inglés. Mi madre trabajaba en una fábrica seis días a la semana, sin descanso para la comida, y no tenía sueldo fijo, cobraba medio céntimo de dólar por cada botón que cosía a los abrigos.”

También dijo Gene: “Mi padre fue el verdadero amor de su vida, ella viajó veinticinco veces a Israel para poder verlo de nuevo, a pesar de que él era un sinvergüenza que, además, se volvió a casar varias veces. Más tarde descubrí que tenía cinco medio hermanos de sus cinco posteriores matrimonios. Él murió a primeros de los ochenta.”