Gene Simmons ha cerrado un acuerdo con una empresa canadiense (‘Invictus’), que comercializa marihuana y fertilizantes, para convertirse en su portavoz.

Canadá, donde desde hace años la marihuana es legal para usos médicos y paliativos, pretende además legalizarla este año para consumo recreativo. Los individuos podrán portar cantidades inferiores a 30 gramos y tener en su domicilio hasta cuatro plantas.

El bajista y cantante de KISS, que no hace ascos a ninguna empresa que le reporta dinero, dijo estar “contento de llevar a cabo este trabajo”. Añadió que se sentía capaz de realizar esta labor, pues aunque no es tan famoso como otros hombres de negocios, “tengo una cadena de restaurantes, además de otras empresas que no tienen nada que ver con tocar la guitarra”.

Como parte de su acuerdo con ‘Invictus’, Simmons tendrá que defender al menos cincuenta presentaciones de la compañía y sus productos durante un período de cinco años.

Eso sí, no verás su cara en anuncios de la empresa con productos relacionados con el cánabis. De momento, la ley canadiense no lo permitirá.

Resulta chocante el cambio de actitud de Gene respecto a la marihuana, ya que durante años siempre ha promovido la vida limpia y se ha burlado de los músicos que se drogaban. Como prueba, el vídeo de arriba, que sólo tiene unos meses y la polémica que se creó, por ejemplo, con sus declaraciones tras la muerte del artista Prince.

Ahora dice que estaba equivocado y no estaba informado de los beneficios que tiene esta sustancia.