El otro día íbamos por la calle un músico y un servidor, y lógicamente hablábamos de música. Daba la casualidad de que era el pueblo que le vio nacer, si bien ha estado fuera muchos años por circunstancias de la vida. Los vecinos le habían perdido la pista ya hace tiempo. En esto se acercó hacia nosotros un grupo de cuatro personas. Quizás la edad de cada uno de ellos rondase entre los 40 y 55 años. “¡¡Hombre!!, ¿qué tal, Javier? (nombre ficticio). “¿Cuánto tiempo? ¿Qué es de tu vida?. Mira que me acuerdo mucho de ti”. La “pregunta del millón” no se hizo esperar por parte del interesado: “¡Oye!, ¿a qué te dedicas? ¿En qué trabajas?”.

Al ver tanto interés, mi acompañante decidió optar por una contestación directa y rotunda: “Mira, Ángel (nombre ficticio), después de estudiar en el Conservatorio durante años, hacer diferentes cursos de perfeccionamiento y recibir varios premios por mi carrera artística, pues me dedico a la música. Soy compositor, pianista, guitarrista, productor e incluso tengo mi propio estudio de grabación”.

A esta persona, con actitud desinteresada, manos en los bolsillos, mirando casi al suelo, no se le ocurrió otra cosa que apostillar al profesional y artista que tenía al lado lo siguiente: “¡Ah!, vale. Muy bien, ¿pero eso no es un hobby? Pues que bien, te lo tienes que pasar genial. Me alegro, pero yo te preguntaba en qué trabajas, cómo te ganas la vida?“.

Creo que habéis captado lo que quiero dar a entender con esta introducción, tan real como la vida misma. ¿Así estamos en este país? ¿Todavía con la incultura de la incultura? Tenemos músicos con los codos hundidos de estudiar, auténticos artistas y profesionales y resulta que hay personas que juzgan esto como un pasatiempo. No lo ven como un trabajo como cualquier otro. Por cierto, me quedó la duda de a qué se dedicaba el susodicho “fulano”…

Sirva esta anécdota para constatar un hecho real de base. Le podría haber pasado al músico que voy a reseñar, pero afortunadamente no ha sido así. He querido dar un toque personal de pequeña historia a este comienzo del artículo para poder dar a entender hasta dónde llega la ignorancia de cierta parte de nuestro “vecindario”. En todo el territorio tenemos buenos músicos, cuyo esfuerzo de muchos años queda palpable en sus trabajos. Y si no, que se lo pregunten a nuestro protagonista. Vamos a recorrer ahora su trayectoria, que no te dejará indiferente.

De autodidacta a profesor de guitarra

¿Cuál es el gentilicio de los vecinos de Yecla (Murcia)? Yeclanos, ¿verdad? Juan Saurín Cloquel es yeclano desde un 5 de octubre en que nació en esta ciudad española, perteneciente a la comarca del altiplano de la región murciana. Niño inquieto y espigado, su infancia fue desarrollándose como cualquier “mocoso” de su edad, hasta que a la edad de 13 años decidió coger el instrumento de seis cuerdas, influenciado quizás por su pasión por Metallica. El caso es que, de forma autodidacta, se adentró en el fascinante mundo de la guitarra eléctrica.

Querer complementar su formación no se hizo esperar. Su primer paso fue estudiar solfeo y teoría musical en la Escuela de Música de Yecla. Francisco Carpena y Francisco Albert Ricote se encargaron de que Saurin también adquiriese conocimientos de guitarra clásica. Hay que tener en cuenta que Carpena es profesor de plástica, música, guitarra clásica y aprendiz de Jazz, además de barítono en dos coros y director de uno escolar.

Por otro lado, Francisco Albert Ricote tiene la carrera de guitarra clásica con los profesores Gabriel Martínez y José Tomás. Durante más de 15 años estuvo realizando estudios con el maestro Armando Marrosu. Además, asistió a cursos de perfeccionamiento con maestros de renombre mundial como Manuel Barrueco, David Russel, Andrew York o Leo Brower. El tándem Carpena y Albert fue fundamental en la carrera de Saurín, lo que le permitió profundizar más en el estudio de la guitarra eléctrica.

En el año 2005 comenzó sus estudios de instrumento, armonía moderna y composición en el Instituto de Música y tecnología de Madrid (IMT). Cabe destacar que este centro ofrece cursos y programas de estudios adaptables a las necesidades de cada alumno, ofreciendo cuatro programas a elegir según el perfil del interesado. El número uno sería libre o amateur, el dos quedaría para el profesional, el tres sirve como preparación para el Conservatorio y el programa número cuatro es el de la Royal School of Music de Londres.

Su bagaje por institutos y Conservatorios para adquirir conocimientos seguía “viento en popa”. Como veremos más adelante, esta trashumancia por centros especializados le reportaría buenas calificaciones.

Año 2009: Juan Saurín se gradúa en el Aula de Música Moderna y Jazz del Conservatorio del Liceo de Barcelona. Este centro es miembro fundador de la red internacional de escuelas Berklee International Network, que ofrecía un plan de estudios compatible con los contenidos del Berklee College of Music de Boston. Dos años después, la prestigiosa institución británica Rockschool otorgó a nuestro músico la máxima calificación en LRSL Licentiate Music Teaching (Enseñanza Musical), tras el preceptivo examen de capacitación.

A medida que voy dando forma al artículo que estás leyendo y viendo la formación de Saurín, me acuerdo del “fulano” que os he comentado al principio. Ja, ja, ja, hobby dice. Sí, claro que sí, puede ser un hobby como el que tienen muchos músicos de este país. Y seguro que nuestro protagonista se lo pasa genial tocando la guitarra, pero hay que trabajar duro para llegar hasta donde se encuentra ahora su carrera profesional.

¿Quién es Fran Solari para que nuestro protagonista permaneciera dos meses dando clases particulares con él? Solari es un guitarrista, arreglista y productor brasileño. Fue el primer guitarrista de su país en aparecer en las listas de talentos de las revistas American Guitar Player, siendo alabado por músicos como Bob Dylan y Stanley Jordan. En 2003 fue elegido entre los cuatro mejores guitarristas del año en Brasil. Todo ello, gracias a las votaciones de los lectores de la revista Cover Guitarra.

La cuestión era seguir perfeccionando su técnica y aprender de los mejores. Para muestra, un botón. Juan siguió asistiendo a sesiones Masterclass de guitarristas, que en algunos casos no hace falta ni presentar: Andy Timmons, Joe Bonamassa, Steve Vai, José de Castro, Miguel Pino, Ximo Tébar, Gary Willis, David Muñoz o Aníbal Martínez, entre otros. A estas alturas de su carrera, Saurin compaginaba todos estos estudios con su labor de docente en la Escuela de Música de Yecla, donde imparte clases de Guitarra Eléctrica, Armonía Moderna, Educativa y Arreglos para Orquestación Moderna.

En 2012 se le nombró Jefe de Departamento del Aula de Música Moderna de Yecla. Mas de 120 alumnos de su ciudad natal, Murcia, Alicante, Albacete y las localidades de Villena y Jumilla fueron testigos directos de los conocimientos de este crack de las seis cuerdas. Cabe destacar que este centro es uno de los oficiales pioneros de examen de Rockschool en España. Se trata de una institución que certifica oficialmente las enseñanzas de Música Moderna dentro del plan Bolonia.

Cuando escribo sobre una banda o un músico, como es el caso, tengo por costumbre ponerme los auriculares e ir escuchando los trabajos pertinentes de cada artista o formación. Eso me hace meterme más a fondo en el trabajo de los protagonistas del artículo en sí. Ya en el año 2007 Saurin se autoproducía un EP, en el que él mismo grababa y componía. Con este trabajo llegó a ser semifinalista del concurso nacional de guitarristas Yamaha Guitar Hero 2009 por su composición ‘Purify’.

Nuestro guitar-hero fichó por Maldito Records en el año 2015, editando el 6 de noviembre de ese mismo año su disco “Genesis”. Coproducido con el maestro Pepe Herrero (Stravaganzza) -que también aportó su colaboración en los temas-, el álbum cuenta con músicos de alto octanaje, como Paco Ventura (Medina Azahara), Matt de Vallejo (Kaothic, 037, Dulcamara), llu Pérez, Alberto Scarlatta o Andy C (Lords of Black, Saratoga).

Las valoraciones por parte de los medios especializados fueron muy positivas, llegando a catalogar a Juan Saurin como artista y álbum destacado del momento. Aquellos elogios fueron sólo una parte de los reconocimientos recibidos.

Como he comentado antes, auriculares en ristre, he elegido para su atenta escucha los dos trabajos que llevan por nombre ‘Human’ y ‘Human Sinfónico’, publicados respectivamente en los años 2017 y 2018. El primero lo produjo el propio Juan Saurín, que grabó las guitarras y el bajo e incluso compuso todas las canciones. Se puede decir que es el reflejo de todos sus estudios previos y las máximas calificaciones obtenidas en ellos.

El guitarrista lo presentó en Los Conciertos de Radio 3 y el disco fue valorado por los medios como uno de los mejores del año 2017. Estamos ante una autentica delicatessen musical. En ella destaca sin duda alguna esa pasión que pone Saurín a la hora de tocar la guitarra. En definitiva, un disco completo, sin rellenos ni cosas raras. El tema que personalmente más me gusta es el número diez: “Éxodo”.

Saurín contó de nuevo con colaboraciones de lujo: Matt de Vallejo (Kathia, 037, Dulcamara), Alberto Scarlatta, Neus Ferri, Fer Varela (Infernale) y Leo Jiménez. En el caso de Pepe Herrero, el maestro aportó una entrada de piano que se solapaba con una guitarra española. Herrero la tocó con un sentimiento que sólo los grandes saben plasmar, y que dejaba paso al poder de la guitarra eléctrica de Juan, de cuyo contraste supo sacar provecho traste arriba y traste abajo.

Si ya el disco ‘Human’ me parecía un gran trabajo, la sorpresa me vino al escuchar este mismo larga duración con la sonoridad de una banda sinfónica. El álbum fue registrado en directo desde el Recinto del Mueble el 18 de febrero de 2018, junto a la banda sinfónica de la asociación de Amigos de la Música de Yecla.

“Human Sinfónica” fue mezclado y masterizado por Anti Horrillo (Anti Estudios), junto con Rafael Monllor, de Audioart. Bajo mi punto de vista nos encontramos ante un disco excepcional. Si te gusta la combinación de guitarras poderosas con lo sinfónico, sin duda este disco sacara tus emociones a flor de pie. Y si no también, ya que un trabajo, sea del estilo que sea, si es bueno…, es bueno. ¡Y se acabó!

Juan Saurín volvía a demostrar una vez más que había llegado para quedarse en lo más alto, como uno de nuestros músicos rockeros por excelencia. El relevo generacional está ahí. Por suerte, vienen por detrás profesionales jóvenes con aptitud y conocimientos suficientes para coger el testigo y llevar el Rock de este país a un nivel superior si cabe.

 

Colaboraciones, endorsement y nuevo disco

Dentro de la vida profesional de nuestro músico, también existen colaboraciones de diferente índole: desde componer la banda sonora original de un cortometraje dirigido por Claudio Cerdán titulado “Canela vol. 0.5”, pasando por ‘Concerto For Rock Band And Symphonic Wind Orchestra’ -de Jon Lord-, interpretado junto a la banda sinfónica de Amigos de la Música de Yecla el 24 de abril de 2015. Un año después compuso los arreglos de cuerda para el tema ‘When all is gone’, correspondiente al disco ‘Echoes of Silence’ de sus paisanos Infernale.

Abrir para Vinnie Moore, Medina Azahara, Leo Jiménez, Avalanch o Zenobia son sólo más muestras de que poco a poco este guitarrista se abre camino en el “circo” del Rock, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.
Pero la actualidad de este gran músico es otra y más importante, ya que ha finalizado la preproducción de lo que va a ser su nuevo trabajo de estudio, cuya fecha de lanzamiento es el próximo 18 de octubre, de nuevo con Maldito Records. Estaremos a la expectativa lo que sin duda va a ser un disco de lo mejor, ya de cara a 2020.

Firmas como New Rock, Luthier Samuel Pérez, Thermion Amps/Pedals, Nzi Helmets y Púas Jimy han contado con la importante reputación de este músico español. Concretamente la marca de amplificadores Thermion Amps invitó a Saurín a viajar a Los Angeles (USA), donde como artista invitado realizó varias demostraciones en el NAMM. Esta convención anual reúne a los principales artistas, agencias y marcas del negocio musical en Estados Unidos.

Al cierre de este artículo el propio Juan Saurín hacía saber en las redes sociales su inclusión en el equipo de músicos roqueros de Mónica Naranjo. Toda una gran noticia para este maestro de las seis cuerdas. A pesar de su apretada agenda, con los ensayos relacionados con el inicio del tour de “la pantera de Figueres”… e incluso inmerso en la grabación de su nuevo trabajo discográfico, Juan ha querido responderme a unas preguntas, a modo de ampliación de todo lo que os he podido contar en este artículo. Es de agradecer el trato y las buenas palabras que me ha dedicado. Así da gusto trabajar, aunque no siempre es así…

Saurín aprovechó para hablarnos del nuevo disco, de su pasado con Rafa Blas o su relación profesional con Pepe Herrero. Una vez más se volvió a rendir ante el maestro, como ya hizo en el último artículo que escribí sobre la carrera de Pepe. Fue entonces cuando contestó a la pregunta de rigor: “¿Quién es para ti Pepe Herrero?”. De ahí el título de este artículo: “Juan Saurín Cloquel: arpegios de humildad”.

José Ramon Nieto “Kema Púas”

“Escuchar música te hace ser mejor persona y te limpia el alma. Y si es Rock, mejor”.