Apenas unos días después de iniciada la edición de este año, el público y los músicos de Saurom tuvieron un recuerdo muy activo hacia Julia Medina, la concursante del programa de televisión “Operación Triunfo”, que ya apuntaba como ganadora tras las dos primeras galas del certamen. La banda gaditana celebraba en la sala La Riviera uno de los conciertos fundamentales de su gira “Un viaje mágico” y desde el propio escenario se efectuó una llamada telefónica a la propia Julia para transmitir todo el ánimo y apoyo de los allí presentes. De un modo que desconocemos si consciente o espontáneo, Julia agradeció el detalle durante los ensayos en la llamada “Academia”, al colar un gol a la productora del formato y enfundarse una camiseta de la formación andaluza.

El principal vínculo de Julia con Saurom ha sido hasta el momento su participación en su disco doble de 2015 -“Sueños”-, el DVD en directo de 2016 -“20… Al Mundo de los Sueños”- y el acústico de 2017: “La Magia de la Luna”. Tanto en estudio como directo, su presencia es ya un elemento más del encanto que caracteriza a Saurom, una banda siempre dispuesta a mejorar y ampliar sus registros escénicos y musicales. La aportación de Julia ha dividido con frecuencia a los seguidores del grupo Folk-metalero, ya que Medina suaviza los registros del cantante, Miguel Ángel Franco, en un contraste que a unos resulta atractivo y a otros no tanto.

En cualquier caso, la experiencia vivida en el entorno profesional en el que se mueve Saurom ha permitido a Julia Medina demostrar una clara diferencia respecto a sus flojos competidores. Desde el comienzo, las tablas de la también gaditana resultaban más que evidentes y no tardó en confirmar las expectativas, por lo que enseguida se situó entre las favoritas para ganar la segunda edición de esta segunda etapa de “OT”.

Hoy se celebra la final del show televisivo, que en su edición de 2018 se ha caracterizado por sus constantes polémicas fuera de contexto. La falta de carisma de los compañeros de Julia y la ausencia de personalidad interpretativa de la mayoría de los participantes obligó a la productora a mantener la atención de los espectadores con cuestiones ajenas a lo puramente musical. “Operación Triunfo” ha sido noticia, sí, pero siempre por los manejos en la sombra del equipo que dirige Tinet Rubira y visibiliza la siempre pérfida y angulosa Noemí Galera. Al no poder enganchar a la audiencia, todos sus esfuerzos se han ido volcando en llamar la atención con los ingredientes propios del reality más burdo e infantil. Para muestra, un botón. Esto era lo que escribíamos el pasado 27 de septiembre en nuestra primera reseña sobre Julia y OT:

“Por desgracia, la actualidad del reality en relación a Julia Medina apunta a temas extramusicales, cual es su posible relación -de momento esporádica- con otro de los participantes: Carlos Right. En un arrebato de ingenuidad, calculado interés o simple oportunismo, su presunto compañero ha sembrado la confusión al declarar: “Hemos dormido juntos”. Sinceramente, creemos que la calidad vocal de Julia se basta y se sobra para demostrar algo de talento en semejante espectáculo mediático, sin que el recurso de lo anecdótico prime sobre lo artístico y musical”.

Por fortuna, Julia Medina parece estar por encima de las eventualidades propias del medio televisivo y apunta a una carrera firme, gane o no gane esta noche. Para quienes quieran conocerla antes de su exposición mediática actual, recomendamos consultar su canal de You Tube. En él incluye versiones de artistas melódicos como Lana del Rey, Taylor Swift & Ed Sheeran, Vanessa Martín y Pablo López & Georgina, pero también adaptaciones de bandas como Paramore o, por supuesto, sus compañeros de Saurom.

Leo Cebrián Sanz