A Lee Kerslake, que fue batería de Ozzy Osbourne y lleva unos años padeciendo un cáncer, los médicos le han dado ocho de meses de vida a lo sumo.

En estos duros momentos para Kerslake, Ozzy le ha enviado los discos de platino que la banda consiguió con sus sendas primeras obras.

Lee fue miembro de la banda de Ozzy en los años 1980 y 1981, durante la era de Randy Rhoads como guitarrista, y grabó los dos primeros redondos: “Blizzard of Ozz” y “Diary of a madman”.

En una entrevista que le hicieron al batería el pasado mes, dijo que le gustaría tener físicamente esos reconocimientos antes de morir y que había escrito una carta a Ozzy y Sharon Osbourne esperando que aceptaran su petición.

Hoy Kerslake ha publicado una foto con los discos de platino, y sobre su cuerpo hay una carta manuscrita del mismo Ozzy.

El cantante ha replicado la foto en su página de Facebook con el texto que puedes leer a continuación:

                                                                           (Traducción automática de Facebook, no es buena).

 

  • Tanto Kerslake como el bajista Bob Daisley estuvieron varios años enredados en batallas legales contra ‘los Osbournes’ reclamando regalías con los consiguientes costos económicos. Ya sabemos que el matrimonio Ozzy/ Sharon es duro de pelar.

El baterista comentó: “Acabé en bancarrota cuando perdí el caso ante Sharon y Ozzy Osbourne en la corte. Me costó cientos de miles de dólares y tuve que vender mi casa. Luego comenzó mi enfermedad.”

Kerslake y Daisley fueron despedidos antes de que se publicara “Diary of a madman” y sus nombres no aparecieron en el disco, se pusieron los del bajista Rudy Sarzo y el batería Tommy Aldridge, así como eran éstos los que aparecieron en la foto de la funda interior del LP. En una reedición de estos dos primeros redondos a principios de la década ‘00’, se borraron las pistas originales de bajo y batería y las regrabaron Robert Trujillo (Metallica) y Mike Bordin (Faith No More). En una posterior reedición de 2011 las grabaciones originales y los nombres de Daisley y Kerslake fueron recuperados.

  • Respecto a la enfermedad de Kerslake, él explicó que todo comenzó con un cáncer de próstata que se ha ido extendiendo y ahora también lo padece de huesos: “El médico me ha dado ocho meses de vida -dijo el pasado diciembre- pero he estado peleando mucho tiempo y lo seguiré haciendo. Hace cinco años me dieron cuatro de vida y aquí estoy. No se sabe qué pueda pasar; si sale un nuevo medicamento, aunque sea experimental, lo probaré. He estado desafiando a este cáncer terminal, la música me ha mantenido en pie para pelear.”

Lee ha estado trabajando en un documental autobiográfico, así como en un nuevo CD llamado “Eleventeen” y espera que salgan este año.