Nuestro protagonista tiene una frase personal que prodiga a los cuatro vientos y dice así: «Vivo por la música, por la música y por la música». De ahí el título de esta publicación, pero personalizada por el que suscribe.

¿Quién es Marcos Rodríguez? Muchos habéis «flipado» con su riff de guitarra y no sabéis ni siquiera su nombre, pero sí… cómo «habla» su guitarra. Seguramente habéis visto vídeos de bandas en las que aparece él: algunas conocidas, otras menos y otra superconocida.

Últimamente es habitual leer los titulares de muchos medios especializados que más o menos dicen lo siguiente: «Marcos Rodríguez fuera de Rage», «Cambios en la formación de Rage», «Rage pierde a su guitarrista» o «Marcos Rodríguez deja Rage». Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Qué es lo que ha pasado realmente? Según declaraciones del propio Marcos, Peavy, líder de los teutones Rage, aceptó su decisión, aunque no la compartía.

Sí, así es. Estoy hablando de Marcos Rodríguez, ex-guitarrista de los alemanes Rage. Este músico acaba de cerrar una etapa de cinco años en dicha formación, para continuar con su vida profesional. «Markitos», como se le conoce dentro de su entorno más cercano, no sólo se desenvuelve a la perfección con las seis cuerdas. También es productor musical, ingeniero de audio, cantante y compositor…. En fin, otro trabajador de la música; como nuestro Pepe Herrero, pero a la venezolana.

 

Los inicios de sus más de 25 años de carrera

Venezuela, territorio colonizado por España en 1522, fue donde vino al mundo este músico -más concretamente en Mar de Plata- un seis de enero de 1979. Hijo de padres inmigrantes, ya con sólo cinco años tuvo su primer contacto con el público, consiguiendo cantar en el Hogar Canario Venezolano. Se crió en Caracas, donde se formó como músico hasta sus 20 años de edad.

Su forma de adquirir conocimientos fue de manera autodidacta, tanto en el canto como la guitarra. Su primera influencia fue su tío Perucho Navarro, cantante de la orquesta Los Melódicos, durante los años setenta y ochenta. En 1990 su padre le introdujo aún más en el mundo de la guitarra, enseñándole acordes y demás conocimientos. Digamos que su carrera profesional se inicia en el año 1997, justo unos meses antes de la elección del ex-oficial de carrera Hugo Chávez, implicado en la conocida como «revolución bolivariana».

 

Torre de Marfil, su primera banda

Conflictos al margen de todo, en Venezuela surgían bandas en las que las guitarras y voces agudas querían enseñar al mundo el desaliento y «mala baba» que las gentes de bien experimentaban en este país. En paralelo, la pasión por el Rock y el Metal llevaban a Marcos Rodríguez a escuchar bandas como Iron Maiden, Metallica, Alice Cooper o Queen.

Vocalista y compositor de Torre de Marfil, esta banda «sufrió» en su seno las artes de Marcos. Se trata quizás de unas de las formaciones más importantes de la historia del Heavy Metal venezolano. La prueba está en su aportación, con tres discos, infinidad de conciertos y la participación en varios festivales. Su primer disco homónimo es toda una institución, que ha dejado clásicos para la eternidad, como «El lobo» y «El vuelo del Pegaso», entre otros temas.

En el año 2000 siguió «El Poder del Lado Oscuro», en el que nos encontramos con un disco más maduro a nivel compositivo, lastrado quizás por una producción que no se merecían. Un año después Marcos Rodríguez se despedía de esta formación con un disco en directo. Su título fue «TDM en Vivo» y se grabó en su integridad en el estadio Zulia, en Venezuela. De esta manera daban paso a nuevos miembros y una nueva etapa para la banda.

«Ecos de la Tercera Realidad» fue el título del tercer y último trabajo hasta la fecha de los venezolanos. Hubo nuevos integrantes, lo que dejó claro que se trataba de una nueva etapa para la banda. La combinación de un estilo lírico personal y oscuro con el Heavy Metal hacen de este disco un álbum muy original, de sonido renovado. Las últimas noticias que tenemos sobre esta formación datan del año 2018, cuando se vuelven a juntar los integrantes de la formación clásica, aunque desconocemos si Marcos estuvo en esa vuelta a los escenarios de la banda que le vio nacer como profesional.

 

Tenerife y nueva banda: Soundchaser

Creo que os habéis dado cuenta al leer ‘Soundchaser’. Sí, así es, es el mismo título del disco que publicaron los Rage en el año 2003. ¿Será casualidad? Hombre, yo personalmente sé a ciencia cierta que el señor Rodríguez es fan de Rage y que cumplió su sueño al entrar en las filas de los teutones. También sé que incluso lleva un tatuaje de la banda alemana.

«Markitos» se mudó a Tenerife en el año 2004, después de estar en Galicia cuatro años tocando en diferentes orquestas. En efecto, has leído bien: orquestas. Ya sabéis que el músico -de la nacionalidad y el estatus que sea-, se tiene que buscar la vida.

Es aquí, en esta parte de su vida, cuando Marcos formó la banda Soundchaser. Se puso manos a la obra, componiendo y produciendo bajo el nombre de la formación, discos como por ejemplo ‘Line In’ (2005), ‘Reborn’ (2007), ‘Follow Me’ (2008), ‘Soundchaser III Live’ (2009), ‘A New Awakening’ (2009) o ‘Changes Part 1: The Betrayed’ (2013).

Fueron diez años dedicados en cuerpo y alma a este proyecto. Por su parte, Marcos llegó a producir y grabar él solito el álbum «Cambios Parte 1: El Traicionado», título en castellano del citado ‘Changes Part 1…’. Los directos «copaban» la agenda para tocar por festivales, como el de Suecia en 2009, y sus giras por Europa tres años después. Pero en 2014 ocurrió algo en la carrera de ‘Mr. Soundchaser’, que es el otro «apodo» que tiene nuestro protagonista.

Soundchaser continuó con la gira de su banda en 2014 por varios clubes de toda Europa, teniendo incluso la oportunidad de abrir para Rage. ¿Quizás fue en este momento, en esta serie de conciertos, cuando saltó la chispa con los alemanes? Lo veremos un poco más adelante.

 

Diolegacy, banda homenaje a Dio y los alemanes Rage

Ya comentaba al principio de este artículo las habilidades profesionales del «cantante de Torre de Marfil», apelativo por el que también se conoce a este músico. Y qué músico. Como decía, un profesional muy completo. No me vais a negar la evidencia. Hay que tener los santos «bemoles» de homenajear al gran Ronnie James Dio a la voz y encima tocar la guitarra. Reconozco que personalmente la nota que le pondría a «Markitos» a la hora de encajar en lo vocal los temas del gran Dio sería de un siete alto sobre una final de 10.

Diolegacy es el otro proyecto al que dio forma en 2013 y que actualmente está en perfecto funcionamiento. Con la premisa de «mantener viva la música de este Dios del Rock», cinco músicos se reunieron en Alemania como fans incondicionales del trabajo de la voz por excelencia del Metal. Por eso, Vassili Moltchanov (bajo), Steve Bonne (batería) y Fran Bonne (teclados) no dudaron ni un momento en el proyecto que les propuso nuestro protagonista.

Opiniones aparte, siempre hay que debatir sobre las bandas tributo y demás sucedáneos que «copan» nuestra cultura musical. Es un tema delicado, aunque siempre he sido partícipe de abrir un debate constructivo -que no destructivo- sobre la afición a «copiar» temas de otros. No soy de los que apoyan a estas formaciones, pero cuando alguien hace bien su trabajo no está demás valorarlo, en el sentido de su labor como músico. Eso no quiere decir que personalmente esté de acuerdo en el pago de «un caché», por una actuación de una banda homenaje… o como quieras llamarlo.

Después de esta pequeña aclaración, continúo «buceando» en la vida profesional de «Marcos, de Soundchaser»… y ya vamos por el cuarto «apodo». ¡Creo que no hay más! Los sueños se cumplen, que sí, que ocurre de verdad. Ahora es cuando la vida musical le da un giro brutal, digno de los más grandes. El gran Peavy Warner, de los alemanes Rage, se fijó en este venezolano «más salado que las pesetas». Me imagino la escena. Peavy acercándose a Marcos -un hombre tan grandullón y con su voz inconfundible y característica-: «Hola, Marcos. Tío, ¿te apetece formar parte de Rage?». ¡¡Cuanto daría por haber visto la cara de Marcos Rodríguez en ese momento!! ¿A que sí? ¿A que vosotros también?

Ese fue el momento preciso, el pistoletazo de salida a cinco años con la mítica banda, un grupo que a pesar del tiempo transcurrido todos nosotros mantenemos en nuestro equipo de sonido. Con esta nueva alineación Rage editó en 2015 un EP titulado ‘My Way’. Le continuarían ‘The Devil Strikes Again’, ‘Seasons of Black’ y, para terminar y de momento, ‘Wings of Rage’.

Todos los discos citados suman grandes cifras de ventas e incluso llegaron a récord de ventas en sus últimos quince años, como es el caso del mencionado ‘Devil Strikes Again’. Hubo gira europea con Helloween ante audiencias impresionantes. Su último trabajo los llevaría por otra gira mundial en quince países y más de cincuenta shows.

En definitiva, un tiempo que el venezolano afincado en Tenerife ha podido disfrutar por todo lo grande con su sueño hecho realidad. Pero como todo en la vida, también tuvo su final. Una desgracia, ya que se le veía muy adaptado a la banda. Marcos deja el seno de Rage en este 2020, dejando así de ser el guitarrista y co-compositor de la banda que le robó el corazón. Pero la vida sigue y esta profesional continúa con su estudio, siendo respaldado además por grandes empresas del mundo musical.

Marcos desde su estudio y endoser de grandes marcas

Este músico empresario tiene en su poder otra frase muy suya que dice así: «tanto el escenario como el estudio significan pasión para mí».

Bandas del panorama metalero mundial, como por ejemplo ‘Reveal’ -con sus discos ‘Overlord’ y ‘Timeline’-, Cyborg y su disco ‘Maschine’, Emerald Sun con un larga duración titulado ‘Under the Curse of Silence’ e incluso una banda llamada Grande Fox con su disco ‘Documents’, son sólo un ejemplo de músicos que con sus formaciones han contado con la «mano» de Marcos Rodríguez.

Los servicios que ofrece van desde la masterización con fuentes digitales y analógicas a la preproducción completa para demos profesionales, la consultoría para arreglos en canciones, la grabación de coros, la producción profesional para artistas de grabación e incluso la edición y consolidación de pistas; por si fuese poco, también trabaja como coaching para voces y guitarra, y mezcla con complementos profesionales como Waves y Plugin-Alliance, entre otras funciones.

Su buen hacer en el mundo musical le ha llevado a colaborar con grandes marcas como las ya citadas y otras de la talla de Ibanez, Shure, Fishman, Loxx o Engl, además de un amplio catalogo de firmas que valoran la valía de nuestro artista.

Hasta aquí, un amplio repaso de la vida artística de un músico que lleva la música en las venas. Un rockero sin precedentes, que nos ha deleitado con sus riffs de guitarra, en una de las bandas que la mayoría llevamos marcada de por vida. No os olvidéis de ver la entrevista como complemento a lo que habéis leído.

José Ramon Nieto «Kema Púas»
«Escuchar música te hace ser mejor persona y te limpia el alma. Si es Rock, mejor».