Lleva siendo el bajista de Rosendo desde que tenía 21 años y semejante grado de confianza por parte del guitarrista de Carabanchel le ha convertido en una pieza fundamental de la carrera en solitario del autor de “Loco por incordiar”. Rafa J. Vegas es mucho más que un músico de apoyo, ya que su labor ha dado un fuerte sustento de calidad a la obra de su “jefe”. Lo ha hecho en el estudio de grabación, pero sobre todo en directo.

Su figura es indisociable de la de Rosendo, máxime desde que éste optó definitivamente por el formato de trío para su aún longeva trayectoria. Y aunque nadie se lo esperaba por su carácter discreto y austero, Rafa también tenía “una historia que contar”. Una…, o muchas. “Mil maneras de volver al hotel” es el título de una informal autobiografía que acaba de publicar Desacorde Ediciones, el sello editorial madrileño que en los últimos años más y mejor está profundizando en la literatura y el ensayo musical.

El debut en estas lides de quien también fuera componente de los grupos Gran Jefe, Tranquilitos, Vantroi o Scopitones cuenta con la colaboración de varios prologuistas: El Gran Wyoming, el propio Rosendo y la vocalista Rakel Winchester. Kutxi Romero “Marea” escribe en la contraportada y los Kikes -Babas y Turrón- colaboran en el texto.

La editorial presenta así la obra: “un anecdotario que recorre parte de su trayectoria profesional y en el que descubriremos a un tipo vital y con gran sentido del humor. Así es Rafa, tras su mirada limpia y clara se esconde una mente inquieta con una visión cómica e incisiva. Un testimonio certero y brillante con el que recorrer algunas de las páginas más transcendentales del Rock de este país”.

El libro estará en los puntos de venta el próximo viernes 25 de mayo, consta de 216 páginas y tendrá un precio de 15,50 euros.

Leo Cebrián Sanz

Foto: Sanda Sáinz.