El pasado martes 23 de enero murió en Madrid uno de los músicos más relevantes de la historia del Pop y el Rock en España. Su nombre aparece en los créditos de autoría o arreglos de una amplia lista de canciones muy populares, interpretadas por artistas de signo bien distinto. Jesús Glück Sarasibar ejerció como “hombre en la sombra” en el el éxito de artistas masivos como Alfredo Kraus, Raphael, José Vélez, Massiel, Marisol, Concha Velasco, Paloma San Basilio, Rosa León, Cantores de Híspalis, Nydia Caro o Luis Miguel, además de significarse como un excelente compositor de bandas sonoras. De su trabajo en el cine destaca su colaboración con el director José Luis Garci, que recurrió a él para algunas de sus películas más taquilleras (las dos partes de “El crack” o “Solos en la madrugada”, entre otras) .

El artista valenciano nació en 1941 y pronto se labró una pujante carrera como organista/pianista, amén de arreglista y músico de sesión. Su participación en Los Bravos le convierte por derecho propio en parte de nuestra historia musical. El productor Alain Milhaud recurrió a él tras el fiasco de su antecesor en el grupo, el inglés Pete Shelley, al que sustituyó desde su debut oficial en un concierto celebrado en Alicante el 25 de junio de 1968. Gluck -cuyo nombre se popularizó sin la diéresis correspondiente- fue fichado in extremis, pero pronto se enfrentó a importantes compromisos de los intérpretes de  ‘Black is black’, como la celebración en Madrid del festival Carrousell ye-yé 68 en la Plaza de Toros de Las Ventas.

El nuevo instrumentista se asentó en la formación hasta el final de la segunda etapa del conjunto, acaecida en 1971, cuando desde hacía tiempo ya no estaba al frente el vocalista Mike Kennedy. Con posterioridad surgió una tercera alineación de Bravos, en la que sólo quedaba un miembro original: el guitarrista Tony Martínez. La última aparición de Los Bravos más clásicos -aun con un cantante distinto- se produjo en el programa  de Televisión Española “Festival”, emitido el domingo 7 de noviembre de 1971. Todos estos datos los recoge de manera exhaustiva el libro “Los Bravos. Recuerdos de una leyenda”, escrito por Guzmán Alonso Moreno en 2004 y publicado por Agrupación Hispana de Editores con el añadido de “El fenómeno social de un grupo de Pop-Rock en la España franquista”.

LosMejoresRock.com estuvo presente en el último acto que pudo contar con la presencia pública de Jesús Gluck, uno de los invitados del homenaje a los pioneros del Pop y el Rock madrileño, celebrado en el Teatro Rialto de la capital el 20 de noviembre de 2016. Ese día pudimos aplaudir a quien había hecho de su profesionalidad todo un aval de calidad y virtuosismo. Hasta compositores y directores de orquesta como Henry Mancini o Paul Mauriat recurrieron a él para mejorar sus grabaciones.

El vídeo que acompaña a esta nota le muestra en una de sus participaciones televisivas junto a Los Bravos. Las imágenes finales corresponden a un audiovisual de su hija Virginia Glück, que continúa como cantante la estela artística de la familia.

Leo Cebrián Sanz