He aquí un cantautor y guitarrista completos, de los que como en la portada de su disco de debut coge la carretera, se cuelga en la espalda las seis cuerdas y deja la maleta varada para recorrer el mundo con su música más personal y sincera. Hasta el patito de goma se queda esperando el final de una de esas giras que nunca termina…

Este creativo natal de Torrevieja (Alicante) se vino a Madrid en 1998 y aquí ha desarrollado una carrera que ha alcanzado su primer gran hito con la grabación de su obra de debut: “La Vida No es Pa Llevar” (Rock CD Records). El álbum se publicó en agosto del pasado año tras una exitosa campaña de micromecenazgo. Este cancionero es el resumen de sus tres últimas décadas de crecimiento como individuo y artista.

Puede sonar a Fito o Manolo García (El Último de la Fila) en según qué canciones, pero igual te hace una versión de El Kanka que te guitarrea por Carlos Santana o te interpreta un Blues. Menos nos gusta cuando deriva por lo más melódico y convencional, pero lo entendemos como otra vertiente de su condición de cantautor sin ataduras.

Los músicos que acompañaron a Paco Malagueta en el estudio forman la Malapeich Band, un grupo de apoyo que también se traslada al directo. Sus nombres propios son los de José de Castro “Jopi” y Fran Montero (guitarras -sólo eléctricas en el segundo caso-), Vania Cuenca (bajo), Chemi Sarrión (batería), Manu Clavijo (producción, cuerdas y percusión), Adán López (piano) y María Zinha (coros). En su versión más íntima y acústica ha contado con el apoyo de Fran Montero a la guitarra y su propio hijo Adán al piano, las voces y el cajón. En algunas letras Paco ha compartido créditos con Jero López y Manu Clavijo -coproductor del disco junto a Malagueta-, mientras que la partitura de “Salomé” corresponde a José M. López y “Tu sonrisa” es obra conjunta de Malagueta y J. Baeza.

Leo Cebrián Sanz