Los doctores que están tratando a Oz Fox, guitarrista de Stryper, después de que fuese ingresado de urgencia el pasado fin de semana en Las Vegas tras caer desplomado en el escenario, han dictaminado que tiene dos tumores en la cabeza: uno en la zona del oído y otro en la parte posterior de su cerebro.

Annie Lobért, esposa de Oz, ha dado explicaciones en Facebook y dice que el del oído no es tan preocupante como el del cerebro, para el cual los médicos han ofrecido la opción de operar y hacer biopsia o bien esperar a ver cómo se desarrolla. El guitarrista ha tomado la decisión de que lo operen, “prefiere saber qué tiene y recuperar su calidad de vida cuanto antes”, comenta su cónyuge.

Como buenos cristianos que son el enfermo y Annie, ésta ha pedido oraciones a todos sus seguidores para que el tumor no sea maligno. “No queremos ser miedosos, creemos que Dios tiene una solución para esto, aunque sea una prueba seria y nos ha cambiado la vida”, añade la esposa.

Se ha lanzado una campaña a través de internet para ayudar a Fox a pagar las facturas hospitalarias. Ha dicho Annie que su seguro no cubre las pruebas que se le están haciendo ni las futuras, más complicadas, como biopsias, intervención quirúrgica, etc.

  • La gira australiana de Stryper que comienza hoy se realizará en formato de trío, como ya contamos, pero los conciertos en Japón que se iban a hacer a continuación se han suspendido.

El líder de la banda, Michael Sweet, escribió en Facebook que ha sido amigo de Oz desde que tenía 13 años: “Hemos sido un dúo durante casi toda nuestra vida y lo amo. Es de la familia y un hermano para mí (…) Todos esperamos buenas noticias y estamos orando profundamente para ello.” Y pidió rezos para Oz, su mujer Annie y toda su familia.

Oz Fox postrado en el hospital