Los grupos que comienzan como proyectos personales están siempre marcados por una fuerte personalidad. John Toscano (bajista, además de compositor, inicial guitarrista y posterior barítono, teclados y coros en su primera grabación) y el batería y percusionista Antonio García “El Matita” comenzaron a trabajar juntos en 2016, recuperando canciones de tres años atrás. Dos instrumentos les bastaron -ya fuera guitarra y batería o incluso bajo y batería- para ir dando forma a las composiciones. Tras algunos intentos de establecer una formación fija, Paco Flores entró de manera definitiva como guitarrista y apoyo en los coros, al igual que lo hizo el vocalista Fran Malamadre desde comienzos de 2017 -Malamadre, como la formación del Campo de Gibraltar en la que militó-.

La técnica de Toscano es muy peculiar, ya que utiliza un bajo conectado a dos amplificadores, uno de ellos limpio y otro con distorsión. Este recurso permite que parezca que haya dos guitarras tanto en estudio como en directo, cuando en realidad sólo se trata de un bajo con doble efecto. Sus compañeros destacan asimismo por el estilo propio del Heavy de los años 80 de su guitarrista Flores, el registro Blues, Hard Rock y Metal del cantante Fran e incluso el toque Dave Grohl (Foo Fighters) del batería Fran.

“Vástago” publicó su homónimo disco de debut en septiembre del pasado año, aunque ha sido éste cuando se ha dedicado a darlo a conocer en profundidad. Consta de diez temas en castellano -el primero de ellos una instrumental titulada “Origen”- y fue publicado por Rock CD Records. La facilidad con la que mezclan géneros tan dispares como el Rock Duro, el Heavy Rock, el Grunge, el Punk-Rock e incluso el Southern Rock se estrenó en directo el pasado mes de octubre en Algeciras. Con posterioridad han actuado bastante, siempre en ciudades de su provincia -Cádiz- y entorno -Estepona (Málaga)-.

Leo Cebrián Sanz