TOPO, por Cihuatl Zúñiga

32 años los avalan, su música habla por ellos y su gran calidad nos reafirma por qué Topo sigue triunfando como uno de los grandes clásicos del Rock hecho en España. José Luis Jiménez (bajo y voz) y Lele Laina (guitarra y voz) nos presentan su último trabajo, “Prohibido Mirar Atrás”, un disco con el que la banda se comerá los escenarios este 2011.

A sólo dos meses de ver la luz, “Prohibido Mirar Atrás” ha sido muy bien recibido por el público. Nos dice José Luis Jiménez con una picara sonrisa que los productores así se los han hecho saber.
Terminado nuestro trabajo, necesitábamos parirlo y ahí está. Ha entrado en un proceso en el que nosotros sólo podemos ayudar tocando en directo y haciendo promo, pero nos cuentan que está funcionando de puta madre. Llevamos tanto tiempo sin sacar material que ha sido una sorpresa para todo el mundo, el futuro dirá.

El disco está en la calle desde el primero de diciembre y on-line desde noviembre y la gran novedad es que el público puede elegir entre dos portadas distintas.
Lo de las dos portadas no lo sabíamos, pero creemos que es una idea muy fresca para llamar la atención y nos parece bien, nos dice Lele Laina.

¿Por qué está prohibido mirar atrás?
JL: Estamos en el siglo XXI y todo el concepto que nosotros teníamos de este futuro en el que estamos era muy distinto al que realmente es y no te queda más remedio que seguir el ritmo de los tiempos y, desde luego, ¡está prohibido mirar atrás!

¿Cuál es el sello característico en este disco y qué lo diferencia de trabajos anteriores?
L: Siempre que nos planteamos un nuevo proyecto, trabajamos y trabajamos para tratar de que sea el mejor. De antemano, no buscamos que se diferencie de otros trabajos pero, según va tomando forma, nunca se repiten los esquemas. En todo caso, este disco se diferencia en que no hemos utilizado ningún teclado. Es más guitarrero y estamos especialmente satisfechos quizá por la forma de hacerlo, sin presiones.

Respecto al sello, explica José Luis:
Lo ha oído gente que no sabía quién tocaba y en diez segundos nos han reconocido.

El 14 de enero la sala Heineken será testigo de la presentación del nuevo disco y aquí os adelantamos algo de lo que podréis ver y disfrutar de tan esperado directo que, a decir de Lele, será una fiesta particular. Y es que al grupo le gusta ofrecer una fiesta no sólo para el público sino también para ellos mismos.
Sobre todo, tratamos de que todo el mundo se una a la fiesta, da sentido a nuestra forma de vida y nos alimenta el espíritu. Bienvenidos a la fiesta del Rock & Roll. Respecto a si habrá sorpresas, aunque les prometimos que de aquí no salía nada, nos parece que no han querido adelantarnos mucho. Siempre tratamos de sorprender, aunque al final los más sorprendidos somos nosotros por la respuesta apasionada del público.

Hoy en día las nuevas generaciones tienen un abanico musical amplísimo en el que elegir. ¿Cómo convenceríais a un chico que no os conozca y que no tenga muy claro quiénes sois a consumir vuestra música?
JL: A este chico que dices ¿le gusta el Rock? Si es así, no hay problema. Se convencerá solo.

Tal vez lo más preocupante de la crisis en la industria musical no es sólo que la venta de discos ha bajado, hoy podemos ver salas medio vacías y los grupos cada día tienen más difícil la tarea de los directos. ¿Cómo afrontar la situación actual?
JL: Es un buen tema para hacer una canción triste, componer un buen Blues, aunque al final sólo suene en un local de ensayo. La gente debería exigir música en vivo, por lo que paga. He estado hace poco en Nueva York y en Londres y allí la música en vivo, en garitos, está resurgiendo. Ese es el principio de todo y, como siempre, los espejos en donde todos nos miramos. Como dijimos antes, el futuro dirá…

¡32 años! Se dice fácil, pero es toda una vida (con sus paréntesis) apostando por el Rock. ¿Cuál diríais que es la mayor satisfacción y la peor decepción que os ha dado la música?
L: Esto es un relato corto de una larga historia de Rock & Roll, así que para no hacerlo muy largo, te diremos que nos consideramos muy afortunados por haber llegado hasta aquí, de esta manera. Momentos buenos, casi todos. Los malos no cuentan.

Aunque somos Los+Mejores siempre se nos olvidan cosas. ¿Algo que se haya quedado en el tintero?
JL: En ese tintero quedan muchas canciones por escribir que seguiremos creando. Siempre fue así y así seguirá. Buena suerte a todos y viva la música en vivo.