Dentro de unas horas comienza el Viñarock, seguramente el festival nacional en el que se conjugan dos elementos tan distintos como un público masivo y entusiasta y una organización anclada en la falta de profesionalidad y el nulo respeto por su clientela. Con el aval que nos da haber asistido muchos años al evento -incluso desde sus comienzos hace ya más de veinte años-, hemos querido elaborar un tutorial de orientación para que la experiencia resulte lo menos accidentada posible.

 

Transporte al recinto. Si eres nuevo en las lides “viñarockeras” o simplemente no quieres cargar con las mochilas y bultos, recuerda que existe un autobús que sube hasta la zona de acampada. Sale de la estación de tren, pero funciona de manera casi aleatoria y testimonial, sin información alguna que advierta de su regularidad o frecuencia. Algunos vecinos ejercen de taxistas particulares por una módica cantidad -unos cinco euros en vehículo lleno-, mientras que uno de los servicios de taxis del municipio atiende las 24 horas en los números 609 – 14 12 59 y 620 – 15 15 22 (Juan José Hergueta Padilla).

 

Atención a los móviles… y las carteras. Un clásico del gran encuentro en Villarrobledo es el robo de móviles durante las actuaciones más agitadas. Pogos, avalanchas, walls of death y demás fórmulas de celebración colectiva son aprovechadas por los amigos de lo ajeno para abrir mochilas y bolsillos y llenar los suyos de teléfonos inteligentes. Cuando terminan los conciertos, una docena de personas busca en el suelo su móvil… “inexplicablemente” desaparecido.

La Guardia Civil de la localidad custodia en sus oficinas los teléfonos y objetos que le son entregados durante los días de celebración del festival -por lo general todo tipo de documentación-. Para recuperar tu celular necesitarás el dato de su IMEI, que es el número de identificación que tiene cada móvil en su cara no visible, algo así como la matrícula de los coches o la IP del ordenador.

 

Cuidado con las avalanchas.. y las bengalas. Los responsables del “Viña” llevan años jugando peligrosamente con la seguridad de los asistentes ante su negativa a administrar el “aforo completo”. Mucha precaución pues con las aglomeraciones a la entrada y salida de los conciertos durante las concentraciones más concurridas, que este año coinciden con las actuaciones de Boikot (sábado 28, de doce de la noche a una y media de la madrugada) y La Raíz (lunes 30, en el mismo horario). Sin ánimo de causar alarma alguna, localiza con la vista los puntos de salida en caso de una inesperada evacuación.

El asunto de las bengalas lleva ya dos ediciones siendo objeto de una fuerte polémica. Hasta ahora no ha ocurrido nada y todo está bien…, hasta que pase y lo lamentemos todos. Mejor disfrutar de ellas desde lejos, no vaya a ser que alguna se resbale de la mano de su portador.

 

No puedes dormir… ni podrás. Es el “Anti-Viña” o Viñatek, una rave ilegal a unos diez minutos del mercadillo, cuyos promotores llegan días antes del Viñarock y que sólo se marchan cuando ya no queda nadie a quien molestar. Sus equipos escupen música electrónica extrema en un aquelarre de sonido invasivo que hace imposible conciliar el sueño a cualquier hora del día o de la noche. Si la dirección del viento les favorece, aún es peor; te sentirás dentro de una rave desquiciada aunque no quieras.

No puedes hacer nada al respecto, salvo apoyar la campaña de recogida de firmas virtuales que aboga por su eliminación. La demanda se dirige tanto a las autoridades municipales del pueblo como a las fuerzas de seguridad del Estado, hasta ahora cómplices por su dejación de funciones y tolerancia encubierta respecto a su celebración:

https://www.change.org/p/ayuntamiento-de-villarrobledo-por-un-vi%C3%B1arock-libre-de-raves-ilegales

 

Un “glamping” sin encanto, pero con fianza de ida. Oficialmente se autodefine como “camping con glamour”, pero no es otra cosa que un espacio acotado con varias hileras de tres tipos de tiendas de campaña. No dispone de servicios o consignas propias y además precisa de una fianza de 50 euros por la cesión provisional de una cerradura, una esterilla y una pequeña lámpara.

Al no entregar sus coordinadores ningún tipo de comprobante, se han registrado numerosos casos de no devolución de dicha fianza, atendiendo a la supuesta pérdida del resguardo de pago anticipado del servicio de acampada.

La falta de suficiente personal ralentiza la salida del glamping en las primeras horas del siguiente día a la finalización de los conciertos. Las colas son tan lentas que muchos asistentes al Viñarock pierden sus enlaces de tren y autobús…, salvo que renuncien a la devolución de esos 50 euros que van a tardar en recuperar entre una hora y hora y media. Recomendamos madrugar el martes 1 de mayo para poder salir con garantías de éxito.

 

No busques a los organizadores, nadie sabe nada. El Viñarock se caracteriza por contar con una estructura empresarial oculta y casi se diría que “invisible”, por lo que se cuida muy mucho de tener presencia oficial en el recinto. No existe un punto informativo como tal y todas las incidencias se derivan a la Guardia Civil o el servicio de seguridad.

A la hora de tratar resolver una incidencia, lo habitual es que nadie se haga cargo en el momento -a excepción hecha del servicio de asistencia médica, que por fortuna coordinan profesionales ajenos al “Viña”-. Las direcciones útiles para denunciar abusos e irregularidades son las siguientes:

 

  • Reacción Rock (empresa organizadora oficial del Viñarock):

C/ Ciutat D’elda, 4 -BJ. Polígono Industrial. C.P.: 46.980. Paterna (Valencia).

 

  • Ayuntamiento de Villarrobledo.

OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor).

C/ Virrey Morcillo, 2. 967 – 14 30 13. Villarrobledo (Albacete).

 

  • Policía Municipal. C/ San Bernardo, 26.

C.P.: 02.600. Villarrobledo (Albacete). 967 – 14 04 00.

 

  • Guardia Civil. Avenida de los Reyes Católicos, 78.

C.P.: 02.600. Villarrobledo (Albacete). 967 – 13 80 27.

 

  • Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Servicio de Salud Pública y Consumo. Consejería de Sanidad. Dirección Provincial.

Avenida de la Guardia Civil, 5. C.P.: 02.005. Albacete. 967 – 55 79 00.

 

  • Generalitat Valenciana.

Sección de Información e Inspección. Servicio Territorial de Comercio y Consumo.

Avenida Gregorio Gea, 27. Edif. Prop I. Valencia. C.P.: 46.009. 963 – 386 00 00.

 

  • The Glamping (empresa responsable de la acampada de pago):

Pasaje Masoliver, 47. C.P.: 08.025. Barcelona. info@theglamping.com