El cantante Gregorio Cueto “Goyo”, el guitarra solista Javier Andrés (también coros), su compañero a las cuatro cuerdas Mario Fernández, el bajista Miguel Revuelta y el batería Fernando Mier “Fer” son cinco nuevos músicos que sumar a la enorme lista de artistas que han pasado por los estudios Sonido XXI de Esparza de Galar, en Navarra. Esperemos que el productor Javi San Martín lleve una lista de todos sus trabajos, porque la eficacia con la que opera le ha convertido uno de los nombres fundamentales para entender la evolución técnica del Rock en castellano. Pero como el artículo es sobre 4 de Copas y no sobre el responsable de su último disco, “20 en el Camino”, vamos allá con este grupo que le confió la producción, mezcla y masterización de su nuevo repertorio.

La banda cántabra se formó -lo habrán adivinado ya por el título del álbum- hace veinte años en Torrelavega (Cantabria). Desde allí interpreta su personal visión del Rock Urbano en castellano desde el mimo a las armonías vocales y el detalle en los arreglos de sus composiciones. Las guitarras disponen de sitio suficiente para caminar juntas o por separado, mientras la base rítmica acompaña para que en ningún momento falten la energía y el nervio.

Las melodías también son importantes en el modo de hacer de 4 de Copas, que vio editado su primer disco en 2006 bajo la denominación de “Todo por el Rock&Roll”. En él colaboraron Los Suaves y La Fuga, dos de sus influencias fundamentales junto a otras grandes figuras del género como Extremoduro, Marea o el propio Rulo, que aquí pone su voz en una de las piezas del puzzle: “Culpable”. Tras aquel debut llegaron “Sin Mirar Atrás” (Laute Records, 2008) y “Puerta de Embarque” (Maldito Digital, 2011). La cuarta entrega data de 2015 y se titula “El Cuento Se Acabó”, esta vez con la aportación de El Drogas y Kutxi Romero. Dos años antes ya habían celebrado sus quince años de trayectoria con un DVD en directo.

Respecto a las letras, sus once temas más recientes vuelven a incidir en las narraciones cotidianas de amor y desamor, las luchas vitales y, por qué no, los momentos de felicidad y amistad que de vez en cuando nos regala la vida. Juanan San Martín -hermano del ya citado Javi e integrante de Tierra Santa- se hace cargo de los ocasionales teclados en este “20 en el Camino” que nos ha sentado cual bebida energética en este aún caluroso mes de agosto.

Repasando su biografía, queda claro que el quinteto está muy ligado a su tierra, donde parece disfrutar de una contrastada popularidad y ha hecho de todo, desde poner himno a un club de baloncesto hasta colaborar en una local Gala de la Moda… ¡¡o telonear a los mismísimos Jethro Tull!!

Leo Cebrián Sanz