La banda sueca de Black Metal Watain iba a actuar hoy (7 de marzo) en Singapur, pero el Gobierno ha decidido suspender el concierto dadas las referencias que, dicen, tiene el grupo de denigrar a las religiones y de promover la violencia.

Ha sido el Ministerio de Interior de la República de Singapur el que ha dictado la suspensión del espectáculo en la capital del país. Desde la entidad se ha manifestado que conciertos como el de Watain pueden causar enemistades entre la población e interrumpir la armonía social. También que “Watain es conocido por sus ideas satanistas y en algunas de sus controvertidas actuaciones anteriores han tenido en el escenario cadáveres de animales y arrojaron sangre de cerdo a la audiencia. La banda también defiende puntos de vista anticristianos y aboga por el satanismo a través de sus canciones, además de respaldar la violencia. De modo que, por razones de orden público, se ha procedido a cancelar el concierto”.

El ministro del interior de Singapur, K. Shanmugam, explicó a los reporteros: “En los últimos días, se expresaron y nos llegaron muchas preocupaciones. Esta banda tiene una historia muy ofensiva para los cristianos, los judíos… y es un grupo que apoya la violencia, incluido el fomento a la quema de iglesias, además de otras afirmaciones que son bastante ofensivas”.

El grupo no ha hecho declaración alguna en sus redes sociales.

  • En Singapur se ha puesto en circulación una petición en línea para evitar que grupos de Metal toquen en el país. Ya la han firmado más de 16.000 personas. En ella se defiende que los grupos de este estilo no representan la cultura que quieren para sus jóvenes y que en las canciones hay mensajes subliminales que incluyen la muerte y el suicidio.