Isthar, el clásico grupo español liderado por José Luis Rodríguez Morcuende, acaba de lanzar su quinto disco, titulado “V” (cinco), así de sencillo para que no haya errores. J. L. Rodríguez sigue dando muestras en los últimos años de su capacidad de producción. El protagonista de esta conversación no para de escribir libros, lanzar obras discográficas con su proyecto en solitario, Morcuende, y por supuesto del grupo con el que más ha trascendido, Isthar, sin contar su paso por la famosa banda Ñu.

Después de varias preguntas y respuestas sobre las novedades que incluye «V», en la primera parte de esta entrevista (https://losmejoresrock.com/isthar-lanza-su-disco-v-entrevista/), la conversación continúa y se cierra en las siguientes líneas.


por Jon Marin


Muchos veteranos ‘escuchantes’ del Rock en España ya te conocen y saben de tu música, pero ¿cómo animarías a las nuevas generaciones a que se acerquen a la música de Isthar?

-Solo les diría que si no tienen absurdos prejuicios musicales y que si no se dejan arrastrar por lo que se lleva ahora y todas esas tonterías, como que si ‘eso es de antes’, que si ‘ahora lo que hay que hacer es…’, que se acerquen y se dejen llevar, que formen parte de la película que es la música de Isthar.

Para los más simples, ¿cómo definirías el estilo o estilos que encierra “V”?

-Muy fácil: Puro Rock.

¿Cómo se desarrolló la parte compositiva del disco? ¿Trabajas solo o con más músicos?

-Siempre compongo solo, pero a la hora de la verdad, en estos últimos años, redondeamos la faena el inmenso Javier Mira y yo. Como decía un anuncio de no sé qué: “ya no puedo estar sin él”.

-Me acuerdo: Scotch Brite. Es que yo sigo encargándome de lavar los platos.

Sobre la grabación y producción: ¿cómo y dónde fue? ¿Fue rápido el proceso y los días de trabajo?

-La grabación fue en los estudios Look Record de Javier Mira. El proceso fue lento porque nos tomamos todo el tiempo del mundo hasta que damos por rematado un tema y porque nos lo pasamos tan de puta madre en las sesiones de grabación, que se nos va un buen rato haciendo y diciendo sandeces beneficiosas para la salud mental y la otra. Cada sesión es una fiesta.

¿Hubo entonces alguna anécdota graciosa que reseñar mientras grababas o con alguno de los colaboradores en el disco?

-Bueno, en líneas generales, Javier y yo siempre comentamos que debíamos tener, de manera permanente, una cámara de video grabando todas las sesiones para luego descojonarnos con la cantidad de paridas que surgen.

 ¿De qué manera pueden hacerse los lectores interesados con el disco, físico o digital?

-En formato físico pidiéndomelo a mí, personalmente, a través del Facebook ( https://www.facebook.com/profile.php?id=100027509936254, https://www.facebook.com/profile.php?id=100063806012475 o https://www.facebook.com/joseluis.rodriguezmorcuende) o pidiéndolo a La Casa del Disco (https://www.lacasadeldisco.es/). Digitalmente, en cualquiera de las plataformas de esas que tanto abundan y que todo el mundo conoce… ¡menos yo!

-Ja, ja…

Hasta el momento, ¿has leído o escuchado ya algunas críticas del disco? ¿Qué dicen los medios?

-De momento, los comentarios son muy positivos. Espero que no se tuerzan.

¿Y los seguidores u oyentes cercanos?

-De los cercanos, cuando se juega en casa… ya se sabe, inmejorable. Sobre todo me dicen que es más accesible que algunos discos anteriores, que es un disco para oír en cualquier lugar o situación como, por ejemplo, viajando en coche atravesando el desierto de Nevada… o de Almería.

-Pues a ver si me doy una vuelta por el desierto de Chihuahua, que lo tengo pendiente, y me pongo “V”.

La pregunta es tópica, pero desde tu perspectiva de músico veterano, ¿cómo ves el panorama actual y futuro del Rock español?

-No lo sé. Nunca he sabido por qué no han ido las cosas mejor para todos en líneas generales. Si me quedo con los comentarios de la gente que me rodea, esto ha sido un desastre desde siempre, y tienen razón, pero a nivel creativo creo que tenemos una amplitud de miras mucho más amplia que otros países, a nivel musical, que muy probablemente no hemos sabido aprovechar. Casi prefiero no pensar mucho en ello.

Bien, a otra cosa entonces: ¿Qué tipo de música escuchas tú en casa o en el coche? ¿Sigues aferrado a clásicos o te pones cosas nuevas, actuales?

-Absolutamente de todo, menos algunas cosas a las que se les llama música que, una vez más, prefiero no comentar porque me producen un cierto malestar innecesario.

-Creo que estamos pensando en lo mismo…

José Luis, ¿te gustaría traspasar las fronteras de España con tu música?, ¿llegar a mercados hispanoamericanos? ¿Tienes ya algunos seguidores en otros países que contacten con Isthar por redes sociales?

-Ahora es muy fácil que alguien te siga desde cualquier lugar del mundo, y ello me halaga, pero lo que de verdad me gustaría traspasar es la frontera del tiempo y que muchos años más tarde alguien se siga acordando de las películas musicales que un descolocado en su tiempo -según dicen- se inventaba.

Siempre he dicho que eres un hombre renacentista, no un descolocado, pues lanzas discos con diferentes estilos como ‘Isthar’ o ‘Morcuende’ y también publicas libros en prosa y poesía. Si un dios o el diablo te prometiese que tu próxima obra va a triunfar y vender un millón de copias, ¿qué elegirías: un disco de Isthar, de Morcuende o un libro?

-Elegiría un disco-libro de “José Luis Rodríguez Morcuende – Isthar -Morcuende”, pero preferiría no recurrir a ningún ente espiritual, solo al reconocimiento generalizado. Estaría bien.

¿Algo que no hayamos preguntado y te gustaría añadir?

-Lo dejamos pa la próxima.

-Que será pronto dada tu productividad creativa.