Los dos grupos que acompañarán esta noche a los madrileños Gate Doors son promesas emergentes que operan desde la propia Vizcaya. La Rebelión de las Gárgolas surge de Santurce, donde a partir de octubre de 2011 Mikel Lorenzo (voz y guitarra), Jonathan Fernández (bajo), Unaitxo Aspillaga (guitarra) y Jon inician un proyecto nuevo tras su experiencia previa con el Punk-Rock de J.J.MU entre 1993 y 1999. Con posterioridad Mikel y Jonathan se implicaron en otra banda llamada Sin Rumbo Fijo y ambos volvieron a contar con Mikel para Sigo Vivo, también con la participación de Jon.

Finalmente fueron los tres “habituales” (Mikel, Jonathan y Unaitxo), quienes pusieron los cimientos de “las gárgolas”. Su Heavy-Rock progresivo se estrenó en directo en octubre de 2012, tras haber presentado unos meses antes su primera canción: “Palabras sin pronunciar”. El homónimo debut del cuarteto data de noviembre de 2016.Los temas de la formación tardaron cinco años en ver la luz y lo hicieron tras un cambio de batería que se materializó en directo en junio de 2018, de la mano de Unai Merino.

Hasta entonces habían funcionado prácticamente con bases de batería y teclados. La Rebelión de las Gárgolas ha tocado muy a menudo en su Santurtzi natal y localidades cercanas de la provincia. Han estado presentes tanto en festivales (Rock Factory Fest) como en algún evento benéfico y sobre todo en salas de pequeño y mediano aforo.

La Última Bala abrirá la noche con su Rock & Roll y Hard Rock. Aunque naturales de Zaldívar, su primer concierto se celebró en Durango (Vizcaya) en septiembre de 2016, año de su fundación. Tras este estreno llegaron otras actuaciones en gaztetxes y fiestas populares, con las que festejar lo que ellos mismos definen como “Rock personal y fresco”. De las ocho canciones de su primer y recientísimo debut se adelantó el tema “Inadaptados”. Sus actuales componentes son Igor Rodríguez (voz y bajo), Adrián Muñoz (guitarra) y Javier Olmo (batería).

Leo Cebrián Sanz