La noticia nos ha sorprendido esta misma tarde y aún se desconocen más detalles, pero las redes sociales ya están difundiendo la noticia del fallecimiento de Juan José García Espartero, más conocido como Juanjo “Hebe”, fundador del bar vallecano del mismo nombre.

El local más veterano del Rock en Madrid cerró sus puertas hace ya un año, tras no llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para resolver sus problemas acústicos. Se especuló en su momento con que el cierre podría ser coyuntural y no definitivo, pero sin duda la muerte de su gran baluarte es un mazazo añadido del que costará recuperarse a todo el entorno Hebe.

Juanjo era historia pura del barrio de Vallekas -con esa “k” que él tanto ayudó a legitimar- y lo fue además desde bien joven. A finales de los años 70 fue uno de los promotores de la asociación juvenil “Hijos del Agobio” y tiempo después promovió junto a varios compañeros de lucha vecinal la creación de la Cofradía Marinera de Vallekas, tan íntimamente ligada a esa Batalla Naval que este año ya no podrá ver con sus propios ojos.

La experiencia colectivade Hijos del Agobio fue recogida de forma muy certera por los hermanos Cecilia y Juan José Bartolomé, que en 1981 consiguieron estrenar su documental “Después de…”. En las dos partes de su producción independiente se recogían las inquietudes sociales de la transición española desde un punto de vista no oficialista, con opiniones recabadas in-situ entre abril de 1979 y finales de 1980. “Hijos del Agobio” fue una experiencia pionera y rompedora, de la que nacería todo lo que vino después en Vallecas.

El festival Vallekas Rock nació en 1977, justo cuando “Hijos…” daba sus primeras señales de vida. El evento se convirtió con los años en un acontecimiento fundamental para la ciudad de Madrid, que disfrutaba de un festival de Rock en toda regla, mucho antes de que el formato se volviera a poner de moda a finales de la década de los 90 y el comienzo de siglo. Juanjo fue uno de los héroes que lo puso en marcha, lo que volvía a avalar su trayectoria de luchador incansable y rockero de corazón.

No menos importante fue el impulso que Juanjo y su gente dieron a la Batalla Naval, una fiesta local creada en 1981 desde la libertad de una incipiente democracia y la fuerza que siempre otorga la autogestión. Tras esta espontánea celebración del verano estaba y sigue estando la Cofradía Marinera de Vallekas, una imaginativa utopía -la del puerto de mar en Madrid-, siempre reivindicativa y popular.

Todavía con la amargura de la noticia, desde LosMejoresRock.com nos sumamos al duelo de todo un distrito tan asociado al Rock en Madrid como Puente de Vallecas.

Leo Cebrián Sanz