El pasado martes 27 de noviembre se celebró en la sala Truss del madrileño Wizink Center la presentación del concierto especial que celebrarán en la capital los considerados “reyes de la rumba gitana” a escala internacional. Los Gipsy Kings, aquellos que pusieron al mundo entero a bailar y palmear a los sones de ‘Djobi, Djoba’ o “Bamboleo”, estarán en la capital justo dentro de un mes, el jueves 27 de diciembre.

En su día el combo integró a numerosos artistas de dos clanes de artistas, los Reyes y los Baliardo, pero las disputas familiares -y suponemos que económicas- han hecho que haya más de unos Gipsy Kings girando por según qué zonas del planeta (¡hasta un programa televisivo de Cuatro se denomina igual!). En todos los estilos y épocas ha ocurrido este tipo de conflictos, aunque lo que suele marcar la diferencia es el cambio de vocalista. Por fortuna, la formación que se subirá al escenario en Madrid es la auspiciada por André Reyes, la voz más característica del combo original, al que acompañan los guitarristas Mario Reyes y Chico Castillo, también cantante como la cara más representativa de los “reyes gitanos”.

Cabe recordar que el grupo tiene su origen en Francia y que sus componentes son de origen gitano con antecedentes españoles. Chico Castillo, el músico que mejor se expresaba en castellano de los tres protagonistas presentes, fue quien respondió a las dudas de los periodistas. Al término de la comparecencia brindaron un pequeño medley con varios de sus temas más representativos.

El mero hecho de que haya un enunciado tan desconcertante como ‘Gipsy Kings by’ hacía obligada la pregunta de qué ha ocurrido con la formación original. Castillo no entró en detalles sobre la guerra de derechos que enfrenta a los antiguos compañeros, pero sí dejó claro que el recital será una fiesta en la misma línea y con el mismo repertorio que el que siempre ha convertido sus actuaciones en una fiesta completa. El carácter navideño del concierto contará con las colaboraciones de buenos amigos como el bailarín Rafael Amargo, dos de las ya confirmadas de unas gestiones que aún no están cerradas de cara a nuevas incorporaciones.

A finales de los años ochenta, la fórmula de la rumba agitanada fue popularizada en el mundo entero por nuestros vecinos galos, mientras en España aún se condenaba el género por parte de los habituales prescriptores de la crítica musical. Una vez más, fueron otros los que nos ganaron la mano por valorar poco nuestra cultura popular y estar empeñados en que el flamenco comenzaba y terminaba en Camarón de la Isla, como en su día pontificó “El País” y la seguidista prensa de provincias.

Cuando el éxito sonrió a Gipsy Kings fue cuando muchos se acordaron de Las Grecas, Pata Negra, Los Chichos, Los Chunguitos, Peret y hasta Los Manolos en el cierre de las Olimpiadas de 1992. Por supuesto, ya era tarde para nuestros artistas autóctonos y hubo que esperar al fenómeno de “La Macarena” y Los del Río para poder exportar masivamente algo tan propio como el flamenco popular o la música de raíz en su salida más comercial. El reciente fenómeno global de Rosalía ha vuelto a brindar una oportunidad con la que todos parecen estar de acuerdo. Aleluya, aunque llegue con tres décadas de retraso.

Gipsy Kings nunca ha sido un grupo que haya hecho Rock -eso está claro-, pero curiosamente uno de sus primeros impactos vino de la mano de su versión de ‘Hotel California’, el éxito de The Eagles que volvió a poner de actualidad el film “El gran Lebowski”, dirigido en 1998 por los hermanos Coen. Incluso en la película de animación ‘Toy Story 3’ sonaba su versión en español de “Hay un amigo en mí”, la canción emblemática de la gran trilogía de Pixar.

Si a canciones así sumamos otras versiones como las de “A mi manera” -el mismo ‘My way’ que cantaran los Sex Pistols- o “Volare (Nel blu di pinto di blu)”, de Domenico Modugno”-, está claro que no hay mejor manera de celebrar una semana tan musical como la última del año que asistir a un evento de estas características. El sábado 22 de diciembre tocan La Pegatina en el mismo lugar, así que ya marcamos dos fechas para esa agenda de eventos “para toda la familia”, con los que poder agasajar a tus padres o amigos menos “musiqueros” con un regalo distinto de Navidad.

Leo Cebrián Sanz