Sherpa quería difundir al máximo lo que le había ocurrido… y a fe que lo ha conseguido con creces. Su denuncia del trato recibido por parte del equipo de producción de “La Voz Senior” comenzó a viralizarse desde las webs especializadas y al día siguiente ya se hicieron eco de ella las principales agencias de prensa y medios escritos nacionales.

La corriente de simpatía y solidaridad despertada hacia el ex-cantante y bajista de Barón Rojo ha sido constante en estos últimos días e incluso un periódico tan poco favorable al Rock como El País se ha manifestado al respecto con un artículo de opinión de Sergio del Molino, al que ha titulado “Los viejos rockeros van al infierno de “La Voz Senior”. La entradilla deja claro su análisis del agravio a José Luis Campuzano. “La ignorancia del jurado del programa es clamorosa y desconcertante, pero su grosería va más allá de lo que se ve en la pantalla”.

Javier Mira, guitarrista clásico del Heavy Rock español, recomendaba su lectura y ya de paso soltaba guantazos dialécticos sobre lo sucedido con el programa de Antena 3: “Buen artículo referente a la vergonzosa invitación del truño programa de “La Voz Senior” a los grandes artistas del Rock nacional. ¿¿¿Una tomadura de pelo??? ¿¿¿Una falta de respeto??? ¿¿¿O una ignorancia sublime de unos gilipollas sin criterio musical alguno??? Yo simplemente me cago en las putas madres de toda esa basura de mamarrachos mal nacidos que están metidos en TV, en programas supuestamente musicales sin tener ni zorra idea y a la vez continuando el desprecio, veto y falta de respeto al Rock/Heavy de este país”.

La pasada semana, durante la rueda de prensa de presentación de la gira de despedida de Barón Rojo, Armando de Castro respondió así a una pregunta que le inquiría sobre el comunicado de su antiguo compañero de formación:

“Yo no sé concretamente las ofertas que se hacen por ahí. A mí de momento no me han hecho ninguna, pero a nosotros hace muchos años sí nos querían en algo llamado “Mundo Camp”, que invitaba a viejas glorias ya retiradas. También quisieron que participáramos en el programa “¿Qué pasó con..?, pero nos negamos. “No”, dijimos, “cuando hagas algo que se llame “Qué pasa con…?”, entonces estaremos ahí.

(…) Barón Rojo ha sido un grupo que ha querido mantener mucho esa dignidad siempre. A nosotros nos invitaron al “Un, dos, tres…” -cuando sólo había una Televisión Española-, que era un programa que veían 23 millones de personas aproximadamente. Querían que saliéramos sacando un cinturón de tachas regalo de Chicho (Ibáñez Serrador, el director del concurso), que quedaba muy bonito… Nos pareció un tratamiento indigno; no queríamos que se nos viera como formando parte de un decorado de un programa que nada tenía que ver con el Rock en general y nos negamos a ir.

“Barón Rojo”, continuó el guitarrista, “ha sido de los grupos que más han sabido salvaguardar su dignidad. Creemos que el Rock es algo que se debe valorar como merece y no tiene porqué formar parte de esas excentricidades o cosas pintorescas que se sacan de su contexto y se ponen ahí como de… “Uy, mira estos rockerillos, qué monos son. Pero bueno, algunos ya no tienen pelo. Pero mira, son simpáticos y tal”. Eso no tiene nada que ver con Barón Rojo ni lo va a tener que ver nunca. Lo que hagan otros es su problema. A nosotros no nos han invitado ni vamos a participar en nada”.

Sherpa, entrevistado por Nacho Serrano en el diario ABC hace apenas un par de días, aportó más detalles sobre su fallida experiencia con la televisión de consumo masivo. Reproducimos la literalidad de sus declaraciones por lo interesante de las mismas:

“Me sirve en bandeja el tema de la carta que le escribieron de “La Voz Senior”. ¿Cuál fue su primera reacción al leerla? ¿Incredulidad? ¿Indignación? ¿Descojone?

Un poco de todo. De hastío. Pero esta gente, en qué mundo vive. A veces en la tele veo que les preguntan a los jóvenes cosas como, yo qué sé, quién es Adolfo Suárez, por ejemplo. Y te dicen que si un futbolista, que si un influencer… La ignorancia, desinformación e incultura de la juventud da miedo. Pero no podemos culparles a ellos, la culpa la tiene la generación anterior.

 

¿La carta no era respetuosa? ¿Estaba escrita como si escribieran a cualquiera?

Estaba escrita como si escribieran a Paquito Pérez.

 

¿En la carta hablaron de pasta, para tentarle?

No. Si llegan a ofrecerme tres millones de euros les hubiera dicho que dónde había que firmar (risas). No, es broma. Querían un rockero de más de sesenta años para concursar. ¿Pero cómo que concursar? ¿Que me ponga a cantar para que Bisbal me diga si lo hago bien o mal? Hombre, por favor… Un poco de consideración. Y no pido ni respeto, sólo consideración para alguien que lleva toda la vida currándoselo. Espero que al pobre redactor no le hayan despedido. Pero debía haberse informado de a quién estaba escribiendo. Debía saber que yo represento a una parte de la sociedad, aunque sea mínima. El Rock siempre ha sido marginal, sobre todo en España, porque el Rock se ha metido más en lo social que en otros países. En España y Argentina, en sitios donde hemos estado muy jodidos por el poder. Yo entiendo que si levanto la voz, el poder me dé una colleja. Lo asumo. Admito que se me margine, pero no que se me humille. Los de “La Voz…” pretendieron humillarme, y eso no lo permito. Les ha salido el tiro por la culata.

 

¿Han hecho algo para disculparse?

¡Qué coño van a hacer! El mundo de la televisión es un mundo despreciable, asqueroso y repugnante. No sabes el nivel de navajeros y de gentuza que manda ahí. Todo es share, share, share, aunque sea a base de sangre, de humillar a la gente, de lo que sea…

 

¿Vio la actuación de Guzmán, de CRAG, en el programa?

A mí, que he sido amigo de él, me dio mucha pena. Pero se lo buscó él. En cierto modo aceptó ser humillado, así que no se puede quejar”.

 

Para terminar, cabe recordar que en “La Voz Senior” también participa como aspirante a cantante con visos de profesionalidad una voz fundamental del Pop español de los años 60, como es Helena Bianco, del trío Los Mismos. La intérprete comparte junto a José María Guzmán, de Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán (CRAG), el dudoso papel de ejercer como concursantes en un formato que en otro país les habría reservado la función de jurados.

Los Mismos fueron un afamado conjunto de música popular, que llevó a las listas de éxitos canciones “turísticas” como “El puente” y “El hombre del tiempo” o las versiones en castellano de “Pon una cinta en el viejo roble” o “San Bernardino”. En su anterior encarnación como Los Jolly’s grabaron el celebérrimo “Supercalifragilisticoespialidoso”, el tema más conocido de la banda sonora de la película ‘Mary Poppins’.

En el colmo de las contradicciones, “La Voz Senior” somete a la vocalista al dudoso criterio de David Bisbal, Paulina Rubio, Pablo López y Antonio Orozco, aun cuando Helena ya ha ejercido como jurado… ¡¡en dos talents de cadenas autonómicas (Telemadrid y Castilla-La Mancha Televisión)!! El falseamiento constante de la realidad con el que juega este show televisivo raya en el engaño más burdo, en un malabarismo constante de ocultación de datos.

Buena prueba de ello es que la primera canción interpretada por Bianco ha sido un clásico de Mari-Trini. La cantante española, ya fallecida, fue hace pocos años objeto de tributo por parte de Helena, quien le dedicó todo un espectáculo de homenaje que en Madrid pudimos ver en el Teatro Infanta Isabel. Una elección pues poco o nada casual, que refleja la guionización permanente de contenidos en aras de la provocar la emoción del espectador…

Leo Cebrián Sanz