Mantuvimos una larga entrevista con Pepe Travé, cantante y guitarrista de la banda granadina Sölar, con motivo de la reciente edición de su segundo LP titulado “Your creed”.


por Jon Marin


 

La conversación comienza con el tema de las ‘etiquetas’. En sus comienzos Sölar se presentaba como “una banda de Hard Rock Progresivo con tintes de Metal”. Tras aclararnos que no les gustan mucho las etiquetas, añade:

-La verdad es que podríamos hablar de una evolución musical hacia el Rock Alternativo desde el Hard Rock y Metal. Nos influye todo lo que nos gusta y no sólo del género que defendemos.  ¿Dónde acabaremos? El tiempo dirá.

El público y la prensa ¿cómo os califican o en qué cajón del Rock os meten?

-Pues, normalmente, cuando han hecho una review de algún bolo dicen cosas como: “Si te gusta el sonido de bandas como Incubus, Saliva, Creed, Audioslave, Foo Fighters… no dejes de escuchar lo nuevo de Sölar”. Siempre hemos buscado el rollo del Rock Americano porque, en cierto modo, es lo que hemos mamado desde siempre.

En vuestra página de Facebook reconocéis influencias de Alice In Chains, Audioslave, Foo Fighters, Alter Bridge, Papa Roach, Incubus, Soundgarden, Metallica, Pearl Jam y Linkin Park. ¿Siguen vigentes estos nombres en vuestras maneras?

-Como te he dicho, sabemos dónde empezamos pero no dónde acabaremos. Con nuestro anterior LP, “Another way”, queríamos sonar como Audioslave, Soundgarden, Alice in Chains… desde los riffs hasta la armonía y melodía. Queríamos un sonido determinado. Pero nos gusta también la frescura de Incubus, Papa Roach… También se va buscando la complejidad rítmica y armónica metiendo más cambios de compás, una armonía menos convencional que cree un choque sonoro fácilmente reconocible y que, poco a poco, sea nuestra seña de identidad. También escuchamos bandas más experimentales como Korn, Slipknot, Tesseract… Creo que la influencia de las grandes bandas siempre va a estar ahí. De los sonidos clásicos y todo lo que podamos experimentar seguro que saldrán cosas muy interesantes.

Y siendo más directos, ¿con qué bandas de la actualidad –nacionales y extranjeras- os gustaría que os comparasen?

-Siendo justos y reconociendo el trabajo y trayectoria de algunas bandas, nos encantaría que con el tiempo se hablase de nosotros como se habla de Hamlet, Sôber, Mago de Oz, Angelus Apatrida… y en el plano internacional -soñar es gratis, je, je…- con Foo Fighters, Incubus, Linkin Park, Alice in Chains…

¿Qué música escuchabais de jovencillos y qué os ponéis ahora en la ‘furgo’ de gira?

-De jóvenes todos empezamos a rascar a los instrumentos con Nirvana, Metallica, Offspring, Rage Against The Machine… Ahora, en viajes y tiempos muertos, cada uno va aportando sus descubrimientos, aunque tenemos que reconocer que son muy dispares. En realidad, cualquier tipo de música que nos transmita algo cabe en nuestros gustos y posteriores influencias.

Sölar nace en 2013. ¿De dónde veníais? ¿O ha sido este vuestro primer grupo ‘serio’?

-Venimos de mundos musicales muy dispares. Yo, por ejemplo, llevo estudiando música toda la vida, de hecho soy profesor de música; de ahí que me encargue de la composición de los temas. Francis, nuestro bajo, es guitarra de clásico. Antonio, batería, y Toni, guitarra, vienen de otros proyectos con otras bandas. La verdad es que todo nació como una propuesta musical, unas ideas sueltas que quería plasmar. Poco a poco se fue complicando la cosa hasta tener la necesidad de formar una banda seria con la que defender los temas que iban saliendo. Ahora se puede hablar de una banda seria, sí.

Los miembros del grupo ¿sois colegas de verdad o unos conocidos que se juntan para ensayar, grabar y tocar?

-Digamos que veníamos dos y dos. Yo conocía a Francis de toda la vida. Fue la primera persona a la que le ofrecí formar parte del proyecto. Poco después conocimos al batería Antonio. Nos habían hablado de él y, por proximidad geográfica, le propuse trabajar juntos. Después de poco tiempo se hizo con el rollo y pasó a ser otro miembro destacado de la banda. Actualmente, Toni ocupa el puesto de guitarra solista. Antes otros han pasado por ese lugar, pero creo que no era el momento y por eso no cuajó. Cuestiones personales, laborales… pero les recordamos con gran aprecio y agradecemos su labor durante su paso por la banda. 

¿Por qué y cómo elegisteis el nombre del grupo y la idea de poner diéresis sobre la “o”?

-El sol es lo más potente que existe, es simple pero a la vez lo es todo. Es como  la base musical de Sölar. No pretendemos hacer cosas complicadas sino que queremos llamar la atención de quien nos escucha desde el primer segundo. Creemos que las cosas no hay que pensarlas tanto, sino que tienen que transmitir sensaciones y emociones. Es lo que pretendemos con nuestra música: remover los instintos y emociones. La diéresis sobre la “o” viene porque el origen de la formación era de power trío. De ahí los tres elementos: la “o” y los dos puntos.

En 2015 editasteis vuestro primer LP, ‘Another way’. ¿Hay muchas diferencias con el actual ‘Your creed’?

-El primer LP consistió en unificar temas sueltos bajo un mismo estilo según las influencias que en ese momento teníamos. Un “queremos sonar como…” En nuestro último trabajo todo ha sido diferente. Después de analizar los puntos fuertes y débiles, según opiniones de medios y la gente que nos escucha, se definió una línea compositiva a seguir para que se consolidara un sonido determinado con nuestros propios puntos fuertes añadiendo un plus de complejidad armónica y rítmica. El camino está marcado, ahora hay que defenderlo.

Y una vez plasmada la idea en este segundo disco, ¿contentos con lo que se ha dicho/ escrito de ‘Your creed’?

-La mayoría de medios ha hablado bien del disco. Otros han puesto algo de pegas en cuanto a la linealidad del mismo. También critican el inglés. Pienso que son opiniones personales que están condicionadas por las influencias y conocimientos de cada individuo. En cuanto a la composición de los temas, se ha buscado una continuidad entre ellos, que no haya sobresaltos entre los temas cuidando hasta el más último detalle; me refiero a relación de la tonalidad entre canciones, rítmicas, etc. Y en cuanto al inglés se refiere, se han trabajado las letras durante mucho tiempo con varios profesores nativos de Inglaterra y EE. UU., y hasta que no dieron el visto bueno, no se grabaron las voces, teniendo incluso que repetir varias pistas en algún tema por no estar éstos conformes con el resultado.  En realidad, estamos contentos con el resultado y con las críticas de nuestro trabajo. Siempre es bueno escuchar las opiniones de los demás. Te ayudan a crecer.

¿Qué es lo más raro, lo más chocante que han dicho o escrito de vosotros?

-Pues a veces se mete en redes algún loco diciendo disparates, pero no hacemos caso. El más fuerte fue el de un colombiano que, por lo visto, le molestó la promo de un vídeo en Facebook y tuvimos hasta que denunciarlo.

(Continuará).