He aquí un tipo que “llega, ve y vence”, al estilo de un moderno César de la actitud y el Rock ‘n Roll. Al artista que hoy responde al nombre de Star Mafia Boy le conocimos hace un siglo como el elemento más provocador e inquieto de los siempre añorados Guitar Mafia. Pasan los años y hasta los decenios y ahí sigue el autor de este disco titulado “Glam”, que presentó en el Gruta 77 con el escaso margen de unos días. Su segunda presencia en el escenario de Carabanchel fue con motivo de un show acústico en apoyo de MADsaltoMata Rock, la maratón radiofónica celebrada el pasado sábado 25 de mayo en el templo del Punk en la capital.

El primer single de su nuevo álbum ha sido “Los Angeles” y suena como la continuación natural de esos mismos Burning que le incluyeron como artista destacado en su directo “Vivo y Salvaje”. Francisco José Rodríguez Pinto desayuna, come y cena una dieta alta en hidratos de los años 50 y proteínas de los clásicos indiscutibles de la historia del Classic Rock, ya se llamen The Rolling Stones, David Bowie, New York Dolls, T. Rex, Slade, The Sweet, Hanoi Rocks, Alice Cooper, Kiss, Iggy Pop, Suzy Quatro, Ramones o Sex Pistols.

Acompañado de sus actuales cómplices -Sebass (bajo y coros) y Tito 77 (batería)-, Star Mafia Boy se divierte y divierte, entretiene y “fija y da esplendor” a su particular mezcla de Punk-Rock y Hard Rock con letras en castellano. Todo lo compone él, lo que corrobora la clarísima concepción de su carrera desde un punto de vista 100% personal, con todo lo bueno y malo que ello implica.

La carrera de SMB alcanza la cifra de… ¡¡diecinueve discos en total, nueve de ellos en solitario!! Su difusión comercial es inferior a su actividad en directo, que se extiende de forma generosa por toda Europa. De hecho, no nos extrañaría que dentro de unos años le viéramos cual Jorge Salán, participando como guitarrista de apoyo en bandas suecas de Sleazy o Power Rock, o directamente al frente de cualquiera de ellas si alguna vez se decantara por el inglés como vehículo de expresión.

“Glam” viene arropado por una portada con fondo muy propio de animal print -en cierta manera similar al que luce su versión “salpicada” en vinilo- y consta de diez temas. El último de ellos es una versión de ‘She’s got the power’, de The Exciters. Entre la apertura con “La leyenda de Jimmy Anfetamina” y la última de las composiciones originales (“Sueños rotos”), el madrileño homenajea a “Johnny Thunders” y a su propia ciudad (‘Madrid star city’). En el collage de fotos de su CD promocional le vemos posando junto a Michael Monroe en el bar vallecano Cathouse y no nos extraña nada, claro. Es más, nos da bastante envidia…

Leo Cebrián Sanz