Tony Harnell, el cantante del grupo TNT en sus años de más fama, ha hecho unas declaraciones en las que se pone de parte del movimiento Grunge, a pesar de haber realizado siempre un Hard Rock más melódico:

“El surgimiento del Grunge simbolizó más a la clase trabajadora, se enfocó más en la música que en la imagen y trajo luz a una escena, la del Glam Metal, que se había convertido en aburrida y repetitiva.”

“Recuerdo que cuando vi el vídeo de ‘Smells like teen spirit’ de Nirvana pensé: ‘Esto va a cambiar las cosas para todos’.”

Continúa Harnell defendiendo que Nirvana, Alice In Chains y Soundgarden sonaban frescas y más emocionantes que las bandas de los ochenta, que se enfocaban más en las chicas, la ropa y los peinados, y añade:

“Muchos de mis compañeros músicos y muchos de los fans siguen diciendo: ‘Odio esa mierda, el Grunge mató nuestra música’. Pero yo no lo veo así. Creo que las discográficas comenzaron a firmar demasiadas bandas (se refiere al Glam y Hair-Metal) que parecían y sonaban como los otros grupos ya existentes. Y nunca hubo antes una era del Rock que fuera así. Si piensas en los setenta, había muchos estilos diferentes dentro de las grandes bandas de Rock Duro; por un lado tenías a Led Zeppelin, por otro a Deep Purple, por otro a Aerosmith, a Kiss o a Judas Priest, a Black Sabbath… todas eran diferentes unas de otras, aunque todas eran de Hard Rock, pero se escuchaban y veían distintas, cada una tenía su propia imagen. De repente, en los años ochenta, todos los grupos llevaban la misma ropa, los mismos peinados, las mismas pintas… y todos utilizaban a los mismos productores y tiraban de los mismos compositores para sus discos.”

“Cuando Nirvana, Soundgarden y todas estas bandas salieron, dieron un soplo de aire fresco a todo lo demás, que ya era aburrido y repetitivo. Hubiese tenido más sentido que los grupos ya establecidos -grandes y medianos- hubieran desarrollado cosas nuevas y no sacar más y más copias de ellas (vuelve a referirse a las ‘ochenteras Glam y Hair’). Ojo, que nadie me malinterprete, hubo grupos buenos e interesantes, pero en su mayoría todo fueron refritos unos de otros.”

 

  • Tony Harnell lanza mañana, 25 de enero, “Dysphoria”, el tercer disco de su grupo Starbreaker en el que también forma el guitarrista Magnus Karlsson (Primal Fear).