En estos días andamos todos como locos comprando los regalos de quienes se obsequian en Nochebuena y Navidad, o adelantando con un par de semanas de margen la celebración de los Reyes Magos. Para quienes quieren hacer regalos “rockeros” pero no se les ocurre nada, vamos a dedicar un par de días a avanzar sendas sugerencias bibliográficas.

La primera es todo un descubrimiento para quienes aman por igual el Heavy Metal, el cómic… ¡y el rol! Todo eso y más forma parte de “¡Por Crom! Aventuras épicas de un heavy rolero”, que Ediciones Crónicas PSN publicó en septiembre de 2016. Ha tardado pues en llegar a nuestras manos, pero bienvenida sea esta obra de Andrés Palomino, autor barcelonés nacido en 1978, que precisamente publica con regularidad una tira humorística en la web www.cronicaspsn.com. Palomino también es autor de “Soy friki y tengo novia (pregúnteme cómo)” y “Manual para padres frikis. Año 0”.

Este dibujante es también guionista de televisión, humorista y “padre de gemelos Jedi”. La desbordante imaginación y creatividad del artista introduce así la historia de Tonino, el protagonista de sus tiras cómicas, un “friki cimmerio del webcómic Las Crónicas PSN, fan de Conan, el Heavy Metal, los videojuegos, los juegos de rol y los cómics del Castigador”.

A Tonino va dirigida la gran reflexión que encontramos en su contraportada: “¿Qué es lo mejor de la vida? Masacrar monstruos en un dungeon, llevarte los PX y subir de nivel. Tu melena al viento en un concierto de Manowar. ¡Y apuñalar a tus compañeros jugando al Munchkin, por Crom!”.

El libro cuenta con un breve texto introductorio a modo de prólogo y otro final cual colofón… y posible continuación. La parte central está integrada por pequeños capítulos gráficos de una o varias páginas, en los que se desarrollan las aventuras y desventuras del héroe metalero. Su sentido del humor y el mundo referencial que le rodea abarcan títulos como ‘Speed Metal’, ‘Lemmy (1945-2016)’ o ‘Jevy nius’.

“¡Por Crom!…” se pudo editar gracias a un micro-mecenazgo de 267 aportaciones a una campaña de Verkami. Entre ellos suponemos que están las colaboraciones logísticas de cuatro dibujantes invitados, que también han representado a su manera al actor central de la historieta.

Leo Cebrián Sanz