Fue justo en medio de la polémica por la actuación de Barón Rojo en el festival Rocktiembre cuando su guitarrista Armando de Castro sorprendió a propios y extraños con el lanzamiento de un nuevo proyecto en paralelo a su banda de siempre, al que ha bautizado como Armando Rock.

Tan inesperada fue su aparición como el hecho de que no se presentara con el típico disco de un guitarrista virtuoso sin más -cargado de temas instrumentales y alguna colaboración vocal-, sino acompañado de un nuevo grupo con músicos desconocidos para el gran público.

Aún más desconcertante resultó -al tiempo que reconfortante-, que dos de las integrantes del cuarteto fueran mujeres: la bajista Carolina Blanco y el cantante Vanesa Gallego “Hechizera Tula”, ambas también a los coros. Armando canta y toca la guitarra, en un juego constante de registros y tesituras con su vocalista oficial. Completa la formación el batería Juan Pedro Lorite.

Las canciones del homónimo álbum de debut de Armando Rock son obra exclusiva de su líder y tienen el sabor clásico de ese Hard Rock de los años 70 y 80 tan vinculado a su protagonista principal, en el que no faltan la melodía y los estribillos. El disco se grabó y masterizó los pasados meses de octubre y noviembre en los estudios Oasis, de Madrid.

Los títulos de este nuevo repertorio son “Armando rock”, “Victoria, la colchonera”, “Campanas del invierno”, “Escrito está”, “Experimentos con gaseosa”, “Mi especialidad”, “No hay color”, “Gracias”, “Impresiones” y “La maldición”. La presentación del disco tendrá lugar en la madrileña sala El Sol el próximo jueves 2 de febrero.

Leo Cebrián Sanz