Un grupo que se llama Bajo Cero tiene que proceder de, pongamos por caso, la castellana ciudad de Burgos. En efecto, esta joven formación nació en el verano de 2012 con el ánimo de dar calor a las noches de la capital burgalesa. Andrea (voz), Javi y Ricardo (guitarras eléctricas) y Roberto Calvo (bajo) han desarrollado una modesta pero valiente carrera a escala local, ya que se han presentado una y otra vez a cuantos concursos han tenido a su alcance.

Entre los certámenes concurridos figura el concurso de grupos musicales de la Universidad de Burgos Ubulive (quinta edición -2014- y 2015), del que fueron finalistas en ambos casos y terceros en su segunda participación. Esos mismos años y también en 2016 comparecieron en el Concurso Burgos Música Joven, obteniendo respectivamente como resultado un segundo puesto el primer año -quinta edición- y la condición de finalistas en las otras dos ocasiones.

También llevaron su música hasta los madrileños Premios Rock Villa de Madrid del pasado año, además de afianzar su relación con la sala La Rúa, de su ciudad, en cuyo concurso participaron desde 2014 hasta conseguir el primer puesto en 2016. Precisamente en La Rúa presentaron su primer y hasta ahora único disco, “Historias por contar”. Se trata de “diez temas rockeros de ritmos pegadizos y letras potentes y directas”, que es como el quinteto define su producción autoral.

Al mismo tiempo que entraba en competencia con otras bandas con proyección, Bajo Cero teloneaba a La Fuga en 2013 y en su siguiente año participaba en el festival Tordorock -volvería a él en su siguiente convocatoria- y un evento solidario al que aportó las versiones acústicas de sus canciones.

De 2014 destaca su participación en el festival Sonorama, mientras que un año después suman el YAM (Youth Alternative Music Burgos Festival) en la localidad provincial de Illera. 2016 será el año del “festi” Villaescobedo. El pasado curso también compartieron una pequeña gira para presentar el recopilatorio “Latidos de Rokanrol 5.0”, junto a compañeros de la selección de bandas emergentes Madriz Musik. En la capital actuaron en la vallecana sala Hebe.

El puesto de batería ha sido el más inestable en Bajo Cero, lo que en 2014 no impidió el lanzamiento de una demo con cinco canciones, postergada desde unos meses antes para mejorar el resultado en el estudio. Los títulos contenidos en “Cinco gramos de locura” fueron “Hacia ningún lugar”, “Mi generación”, “El eco del silencio”, “Contra viento y marea” y “El rockandroll del olvido”. Todos ellos repitieron en el repertorio definitivo de diez composiciones que fue “Historias…”

Leo Cebrián Sanz