Siguen trabajando a destajo los historiadores del Rock Duro español vinculados a Discos Cada, el sello del siempre activo José Luis Álvarez, periodista y hombre “que-lo-hizo-todo” dentro del mundo de la música española de la segunda mitad del siglo XX, como pionero de ella que fue. La última aportación dentro de su serie “Historia del Pop Español” -aquí rebautizada convenientemente como “Rock”-, es la edición en vinilo de ocho canciones del grupo Colores, que totaliza el número 408 de la colección. Oficialmente el título del LP es “Colores… de ilusion”.

Resulta muy complicado resumir la trayectoria de un conjunto que se batió el cobre en Madrid desde finales de los años 60 hasta comienzos de los 80. Aquella durísima época para el Rock en la capital vino marcada por la desatención absoluta de los medios de comunicación locales y la falta de oportunidades para grabar discos. Dominaban en la primera mitad de la década los solistas melódicos, las formaciones de Pop veraniego, algunos cantautores y un batiburrillo de música comercial en la que no encajaba la calidad de Colores.

Por este grupo pasó un buen número de artistas que luego brillarían en el Heavy Metal de los 80, al que llegaron ya muy bregados de aventuras previas. En Colores destaca especialmente la persistencia del guitarrista Manuel de Dios Ponce -al que mucho tiempo después conoceríamos por su trayectoria junto a Azucena en Huracán y el posterior EP en solitario ‘Soufflé de caramelo’-. Otro de sus compañeros fue Manolo Caño, batería al que más tarde encontraríamos en los primeros Obús, Mazo y Tritón. Su sucesor en el cuarteto fue Rafael Ramos, el encargado de marcar la base rítmica de Pánzer desde su dominio de las baquetas y los bombos.

Colores sólo pudo publicar en EP promocional de cuatro canciones en el sello Audio  & Video en el año 1975… y ni siquiera les dejaron firmarlas con sus pertinentes autorías. En aquella grabación cercana al Rock progresivo “pre-Rrollo” participaron Ponce (guitarra y voz), Rafael Insúa (bajo), Ramos (batería) y el teclista José Luis Ortega. Los temas elegidos fueron “Es mejor olvidar”, “La bruja”, “Rompecabezas” y “Años luz”.

La cantera de futuros músicos nacidos en Colores se extiende a Fortu, vocalista de Obús, que al parecer obvia por completo su paso por la banda en su biografía recientemente publicada: “Mil demonios”. Sin embargo, nada indigno hay -todo lo contrario- en escuchar y disfrutar su voz, aún naciente en registro y estilo, en este ensayo de canciones inéditas del año 1978: “Bajo el sol”, “Sueñas” y “Escucha tu locura”. Sus compadres en el estudio fueron los ya citados Ponce, Insúa y Ramos, además del guitarrista Santiago Pascual.

El lanzamiento de esta exclusiva edición en vinilo se completa con un tríptico informativo a doble cara -seis hojas de textos e imágenes por completo desconocidas hasta hoy-, que cuenta con extraordinario detalle las peripecias de estos supervivientes natos del Rock castizo. Su epopeya ha encontrado por fin la recompensa adecuada, aunque para ello hayan tenido que pasar casi cincuenta años.

Leo Cebrián Sanz