Los cuatro miembros de la banda polaca de Death Metal DECAPITATED han sido formalmente acusados ​​de violación en el condado de Spokane, Washington. Antes, ya habían sido acusados ​​de secuestro en primer grado.

Los cargos de violación varían entre los músicos: Segundo grado para el cantante de 31 años Rafal Piotrowski y el guitarrista de 35 años Waclaw Kieltyka; tercer grado para el batería de 27 años Michal Lysejko y el bajista de 30 Hubert Wiecek.

Una mujer alegó que fue violada por los músicos en el autobús de gira después del concierto que Decapitated dio el 31 de agosto en EE. UU. Dijo que ella entró en el vehículo para tomar algo con la banda, pero luego los artistas la forzaron. Se ha comprobado que la víctima, cuando hizo la denuncia, tenía señales de violencia física.

Los cuatro protagonistas de DECAPITATED fueron arrestados el 9 de septiembre en Santa Ana, California, tras su show en esa ciudad. Luego fueron trasladados al estado de Washington, donde se produjeron los hechos, y desde entonces no han podido seguir con la gira ni regresar a su país.

El abogado del grupo ha dicho: “Tenemos testigos que pueden testimoniar el hecho de que la acusadora entró al autobús por su propia voluntad y se fue en buenas condiciones. Además, ella tiene una historia documentada de proporcionar información falsa a la Policía, que se remonta a 2014.”

La banda también negó públicamente las acusaciones: “Si bien no somos seres humanos perfectos, no somos secuestradores, violadores o criminales, por lo que negamos firmemente las acusaciones que se han presentado recientemente contra nosotros. Pedimos a todos que reserven su juicio hasta que se haya alcanzado un resultado definitivo. Tenemos fe en este proceso”.

Gira europea de Decapitated, que iba a pasar por España y, por supuesto, no se está realizando