En la primera parte de esta entrevista, Antonio Elzaurdia, guitarrista de Doble Esfera, nos hablaba del pasado antes del actual grupo, los primeros trabajos de la banda y el éxito que está teniendo ‘Rock Duro del S. XXI’, su último EP; si bien, por desgracia, parece dificilísimo vivir en estos días de la música practicando Hard Rock o Heavy en España. Así que comencemos esta nueva entrega con la idea de viajar.


por Jon Marin


Defendéis cantar en castellano. Suponemos que el asalto a Hispanoamérica os hace más ilusión que a los mercados europeo, estadounidense o japonés. ¿Es así?

Sí, es el salto natural por el idioma, aunque también el estadounidense, ya que es un país hispanohablante en gran parte. De todas formas, eso nos queda muy, muy lejos. Primero tenemos que asentarnos en España.

Una acertada declaración vuestra es: “El rock, especialmente en su vertiente más potente, está atravesando un momento delicado, ya que la industria sólo se interesa por los grandes dinosaurios. La radio y la televisión han dado de lado nuestro estilo musical y a malas penas subsiste gracias a los medios especializados.” ¿De quién es la culpa, qué arreglo le veis a esta mala situación?

La culpa está repartida. La industria prefiere invertir dinero en otros tipos de música y el Rock lo están dejando para gente mayor, por lo que sólo se preocupan por los grandes dinosaurios, que tienen ya la carrera hecha y la inversión es menor que si tuvieran que hacerlo con un grupo nuevo. Los grupos, hoy día, somos todo: músicos, mánagers, discográfica… Te da mucha independencia, pero al mismo tiempo es más difícil. Además en España tenemos añadido el poco valor que se le da a la cultura. Luego, a los poderes políticos les molesta el Rock y prefieren apoyar músicas más edulcoradas. Y para terminar, la escena Rock y Heavy Metal está algo anquilosada, demasiado anclada en patrones clásicos. Todo esto hace difícil que la gente joven pueda engancharse al Rock. Y además, ahora hay una moda en el Metal y el Rock de subdividir todo en parcelitas muy pequeñas con gente que es difícil que escuche algo de la otra parcelita, por lo que todo se hace cada vez más minoritario.

Le doy la enhorabuena a Antonio por lo bien que ha contestado y expuesto los problemas del Rock actualmente en España, pero tiene más discurso…

Por poner un ejemplo, Barón Rojo o Barricada tenían un apoyo detrás que les hizo salir bastante en televisión en una época en la que solo había dos canales, y además hacían algo nuevo para aquellos años, y bastante abierto, que podía gustarle a cualquier amante del Heavy o el Rock, lo que unido a su calidad compositiva y personalidad les hizo hacerse muy conocidos. Hoy día esto es muy complicado. El arreglo es difícil, pero cada uno tiene que luchar en su ámbito de actuación para revertir la situación y, de vez en cuando, surgen noticias esperanzadoras como el auge de grupos más nuevos como Saurom, Desakato o Ankor, o por ejemplo en Murcia estamos gente desde diversos frentes haciendo crecer al Rock. Pero lo más importante es disfrutar el camino y de lo que más nos gusta.

Volvemos a vuestro último EP: ‘Rock Duro del s. XXI’ contiene cinco temas. ¿Cada miembro del grupo tiene su favorito o coincidís todos en el mismo? 

Cada uno tiene el suyo, ja, ja… A mí y a Willy (batería) el tema que más nos gusta es el que da título al disco, a Eladio (cantante) ‘Sangre y sudor”, y a “Loko” (bajista) ‘El profeta del vacío’.

¿Reconocéis influencias?, ¿de qué grupos?

Claro, siempre hay, je, je… Las cosas no surgen de la nada. Hay algunos grupos que han influido más en el sonido del grupo: Skid Row, los alemanes Rage, Audioslave, Angra, Kuraia, Easy Rider, Su Ta Gar, Dream Theater, Asfalto, Pantera, últimamente Uzzhuaïa… Luego hay grupos clásicos que siempre están ahí, aunque sea indirectamente, como Iron Maiden, Metallica, Guns n’ Roses, Whitesnake, Barón Rojo o Barricada. De todas formas, las influencias creo que las manejamos bien y están a veces bastante ocultas, ya que creo que hemos desarrollado un estilo propio y bastante reconocible.

¿Con qué bandas de la actualidad –nacionales y extranjeras- os gustaría que os comparasen? ¿Ha hecho ya alguien algún tipo de similitud con nombres propios?

Con cualquiera de las que te he dicho. Para las similitudes, la peña suele recurrir a lo  fácil, también porque algunos de los grupos que nos influyen son bastante minoritarios y no todo el mundo los conoce.

¿Qué música escuchabais de jovencillos y qué os ponéis ahora en la ‘furgo’ de gira?

¡Pues mucho Rock y Heavy Metal! Bueno, “el Loko” es algo más modernete y escucha tipo Nu-Metal y cosas así. Ahora escuchamos de todo, desde Slayer o Lamb Of God hasta Jazz. En la furgo ponemos mucho Rock que nos anime el viaje. Últimamente hemos escuchado a Inconscientes, Uzzhuaïa, Guns N’ Roses, Volbeat, Los Coronas…

Del sonido a la imagen, ¿cómo elegís las ideas, el diseño, de vuestras portadas?

Pues la suele elegir el portadista, je, je… Los dos primeros discos fueron obra de Fernando Nanderas y el último de Sergio “El Gore” García de ‘2112 Producciones’. Les decimos de qué va la temática del álbum y ellos ya maquinan.

Hablando de imagen, ¿pantalón vaquero y camiseta o le dais cierto valor a las pintas de un grupo a la hora de subir al escenario?

Le damos algo de importancia y solemos ponernos ropa chula, aunque sin pasarnos; algo intermedio entre ropa de calle e ir totalmente disfrazados.

Para acabar esta ronda, algo más serio: ¿Cómo componéis, cuál es el proceso?

Componemos entre Eladio Ruipérez y yo. Yo llevo mis temas con una idea muy clara de lo que busco, con todo bastante masticado y Eladio los lleva más en bruto y les damos forma en el local. Los arreglos son cosa de los cuatro y cada uno aporta cosas muy importantes a las canciones. Willy y Pedro realzan la calidad de las canciones.

 (Continuará…)