En 2005, el director Álex Calvo-Sotelo hizo el enésimo intento de reflejar en el cine español algo de la efervescencia rockera que había prosperado durante la década de los 90. Él mismo fue el productor, guionista y realizador de esta película con trasfondo en el festival Viñarock. Tiempo atrás se habían intentado proyectos similares como ‘Shacky Carmine’, que por desgracia tampoco tuvo una carrera comercial que le permitiera inaugurar un subgénero en el cine español, el de las películas rockeras veraces y realistas.

El realizador contaba con una película anterior, “Se buscan Full Montis”, que en 1999 retrató de una manera muy personal y cercana a la verdadera cotidianidad las aventuras y desventuras laborales de un grupo de jóvenes del madrileño barrio de San Blas. La banda sonora de este largometraje fue obra de Los Enemigos, por lo que Calvo-Sotelo ya apuntaba maneras en su deseo de renovar la música incidental y de pura banda sonora del cine patrio.

El argumento de esta road-movie por tierras manchegas y valencianas fue el siguiente: “Gabriel es funcionario de prisiones y vive tranquilo y resignado. Un día, Charly, ex rockero necesitado de dinero, al que conoció en la cárcel, le pide un favor: conseguir una furgoneta para llevar a un grupo de chicas al festival de música Viña Rock. Han conseguido una actuación allí y se van a hacer famosas. Gabriel, convaleciente de un mal de amores, se deja embaucar por su amigo y decide participar en la aventura. Un accidente, un atropello, un misterioso paquete y un sinfín de incidentes harán que este viaje marque sus vidas”.

“La música era la excusa para un viaje que iba a marcar sus vidas”, rezaba su publicidad. Pese a las expectativas argumentales, “El mundo alrededor” incurría en algunos de los tópicos habituales de los guiones con contenido rockero, como el macarra con camiseta de Iron Maiden que es todo un prodigio de estupidez. Algunas de las tramas secundarias inciden en la identidad sexual de las chicas del grupo, la complejidad de las relaciones familiares, el extraño mundo de la España interior y algunos de sus paisanos/as… ¡¡e incluso la habitual controversia sobre los grupos que pagan por actuar en el festival!!

“El mundo alrededor” fue apoyada financieramente por uno de los protagonistas, un excelente y divertidísimo Antonio Molero, a quien acompañaba un variopinto elenco de actores secundarios, entre los que sorprendía ver a Luis Tosar y Antonio Resines. Entre los más jóvenes destacaba Críspulo Cabezas, al que años antes habíamos conocido por “Barrio”, la película de Fernando León, y que incluso llegó a coquetear con la música con un grupo de Pop insulso.

La música del film era uno de sus mayores atractivos, con canciones de Josele Santiago, Los Del Tonos, Freedom, Raimundo Amador, O’Funkillo, Los Delinqüentes, Muchachito Bombo Infierno, Mastretta, Mojo Project, El Eje, La Niña del Cabo… y Commando 9mm, siendo de hecho el cameo de Manolo UVI de lo mejor de un metraje total de 98 minutos. Hasta se escucha la voz de Jesús Ordovás retransmitiendo el Viña…, cosa que por cierto dudamos que haya hecho nunca.

Leo Cebrián Sanz