Hace 20 años Los+Mejores era todavía un ‘fanzine’, no tenía formato de revista profesional. En el número de “octubre/ noviembre ’96” la portada la ocupaban tres grupos: Metallica, KISS y AC/DC, pero también escribimos sobre…


por Jon Marin


  • Otros conciertos de los que publicamos la crítica en aquellos momentos fueron los de:

Lujuria.- Tocaron en junio de 1996 en La Zona Rock, un bar de Vallecas. Los comienzos son duros y no creo que hubiese más de cincuenta personas en aquel concierto de los “mete-sacagovianos”, como les denominé entonces. Presentaban su primer CD, ‘Cuentos para mayores’ e incluyeron en el repertorio las versiones ‘Vamos muy bien’ de Obús y ‘Cum`on feel the noize’ al estilo de la que hacían Quiet Riot. Recuerdo con cariño que Óscar Sancho, cantante, saltó del escenario para saludarme personalmente mientras seguía cantando. En los comienzos los músicos sí son detallistas con la prensa. Luego… bueno, pasa lo que pasa.

Fear Factory.- Actuaron el último día de mayo en la sala Canciller (en la “2”, la antigua “Argentina” del barrio de San Blas). Si os fijáis en la imagen de la entrada, el concierto estaba previsto para la sala Revólver, pero se dio bien la venta y se trasladó a un lugar más grande. Antonio Sánchez hablaba de un show espléndido.  Le gustó tanto que añadió: “Salvando las distancias, sentí lo mismo que la primera vez que vi a Motorhead o a Metallica, allá por el 87.” Hubo dos teloneros: Manhole, que es el grupo que luego cambió su nombre a Tura Satana, y cuya cantante Tairrie B le causó muy buena impresión, y Drain, banda sueca femenina que estuvo activa de 1993 a 2000. La actuación no gustó a nuestro redactor, le parecieron una mala copia de Alice In Chains.

Héroes del Silencio.- En junio de 1996 se presentaron en el Palacio de los Deportes de Madrid. Era su tour ‘Avalancha’ y Héroes arrastraban ya miles de seguidores, muchos de ellos quinceañeros que los veían, más que como un gran grupo de Rock, un “fenómeno-fan”. Lo pasé bien, aunque las niñatas me reventaran los tímpanos con tanto chillido, y sentencié: “Gustar a quien acude con ojo crítico y alevosía, tiene mérito. Repetiré.” Pero no se pudo. Tras esta gira, como todos sabéis, Bunbury y compañía dijeron adiós hasta aquel reencuentro y despedida verdadera de 2007.