Por extraño que parezca, el Punk británico de 1977 tuvo un reflejo espasmódico en Barcelona. Sucedió casi a la vez y también de manera espontánea, fruto posiblemente de las mismas insatisfacciones vitales que sufrían las juventudes de una y otra latitud. El grupo dirigido por el cantante Morfi Grey irrumpió en una escena inexistente para dar forma a una contestación musical y social sin precedentes en el país.

Cuatro décadas después, “La Trapera” vuelve a la actualidad con un nuevo regreso de los que su vocalista protagoniza de manera episódica cada cierto tiempo. En el combo ya no están sus miembros históricos, pero en 2016 sí figura el hijo de uno de ellos, el guitarrista Raúl Pulido, hijo del batería Raf Pulido.

Junto a los músicos ya citados comparten escenario el bajista Jordi Subidas y Fosy a la guitarra (que como Raúl también estuvieron en la gira de 2009), una tercera guitarra con Betty Love -que tocó junto al Tío Modes, otro de los músicos originales fallecidos-… y una sorpresa inesperada a la batería, el gran Boliche, agitador irredento del Punk catalán y miembro de los hardcoreros Subterranean Kids.

14519940_10154134232944965_5853404089230925898_n

La banda no disfrutó de las mieles de ventas y popularidad que su condición pionera les tendría que haber otorgado, aunque por fortuna la historia fue recuperada y puesta en valor gracias a dos excelentes obras: el libro “Escupidos de la boca de Dios”, del periodista Jaime Gonzalo, y el documental “Venid a la cloacas”. Ambos colocaron en su sitio a estos iconoclastas y barriobajeros provocadores, cuyas letras amargas y virulentas contrastaban -y mucho- con las proclamas más sociales y elaboradas de los grupos del Rrollo madrileño como Asfalto o  Topo.

El retorno de La Banda Trapera del Río no viene acompañada de nuevo disco, aunque el que será cuarto título de su historia ya está en proceso de composición. Para aquellos que quieran completar su lista de nombres del rock nacional que aún les quedan por ver, la oportunidad de disfrutar de Morfi y sus compañeros comienza a mediados de noviembre y de momento durará hasta el último fin de semana antes de las Navidades.