Gran sorpresa en la redacción de Los Mejores Rock cuando hemos recibido el último CD editado por Iberia Metálica y Gadir Records, los dos sellos independientes más activos en la recuperación de las maquetas ocultas de las bandas metaleras de los años 80. Pese a que operan desde Cádiz y Madrid, los responsables de ambas marcas llevan un tiempo centrados en escarbar y sacar a la luz los tesoros del Metal vasco.

Fueron numerosos los grupos euskaldunes que no pasaron de la maqueta, ya que fue el Punk el estilo que más favorecieron los medios de comunicación de la época y el que copó un circuito oficial de directos fuertemente politizado. Hubo muy pocas formaciones heavies que consiguieron dar el salto al vinilo, luchando codo con codo con la competencia del Rock Radical Vasco por visibilizar su propuesta.

Los últimos en cruzar el túnel del tiempo han sido los cinco integrantes de Halley, que por fin han visto editada su demo de 1986: “Utopía”. La grabación original data de abril de 1988 en los estudios Tsunami, de San Sebastián-Donostia, pero la remezcla se ha efectuado durante este año en los STR de Santurce-Santurzi (Vizcaya-Bizkaia). En el proceso han participado los mismos protagonistas de entonces: la vocalista Marilú, Kali (bajista), Iñaki y Goyo (ambos a la guitarra) y Pako (batería), que han disfrutado a conciencia recordando los tiempos en que llegaron a ser populares en la margen izquierda del río Nervión. Goyo ha sido quien ha limpiado el sonido de Halley para darle el lustre que aseguran las tecnologías digitales del siglo XXI.

La banda suena como un cañón y como es obvio resalta la presencia de una cantante tan poderosa como Marilú en una época en que las vocalistas femeninas resultaban toda una novedad dentro de la escena más dura. “Voz cuchilla”, decían de su garganta. Salvo una de las composiciones que firma Kaly, el resto de las melodías y letras son suyas. Todo un personaje por descubrir, que increíblemente ha permanecido largo tiempo oculto para los amantes del Rock Duro hecho por estos pagos.

Las combativas letras de Halley dan forma literaria a la canción que da título a la demo, además de las tituladas “Quiero ser como yo”, “Días de gloria”, “Huye”, “Muros de poder”, “Pagarás”, “Sé que llegará”, “En el rincón”· y “Para bien, para mal”. Los mensajes del combo apelaban a la reafirmación personal y la lucha contra el poder, y llamaban a la rebelión y la defensa de la individualidad frente a la masa y la mediocridad. Él y ella contra el mundo, que siempre se lucha mejor. Los medios tiempos poblaban el repertorio de Halley, en el que destacaban unos elaborados y largos solos de guitarra, el juego constante entre las seis + seis cuerdas de acero y algunos ocasionales coros melódicos.

El CD que restituye su legado incluye portada exclusiva para la ocasión, biografía en castellano e inglés, una selección de carteles de conciertos y recortes de prensa (diarios, revistas y fanzines), álbum de fotografías promocionales, en directo y estudio, así como la transcripción completa de las líricas y los correspondientes agradecimientos.

Leo Cebrián Sanz