Dave Mustaine, líder de Megadeth, en su concierto de Tokio (Japón) el 18 de mayo ha dicho sobre el escenario que, tras la muerte de Chris Cornell, el mundo “ha perdido una de las voces más bonitas del Rock”.

Le dedicó una canción y mostró su ‘tristeza’ (palabra que repitió varias veces) a su vez que el orgullo de haber sido su amigo.

En mitad del discurso hizo callar a un asistente al concierto que decía cosas fuera de lugar.

Tras reconocer que él no canta como Cornell y que nunca lo podrá hacer tan bien como el músico fallecido, anunció la canción de Soundgarden ‘Outshined’, la cual interpretaron.

Justo antes dijo: “Te quiero, Chris, nos veremos un día en el cielo.”

Ver vídeo y fijáos como, al final, el bajista Dave Ellefson –pastor luterano- hace la señal de la cruz con su mano.