Mina Caputo nació hombre, su nombre era Keith Caputo, y en 2011 se declaró abiertamente transexual.

La cantante de Life Of Agony ha hecho unas sinceras declaraciones acerca de la comunidad transgénero, el abuso de drogas y otros temas:

“Crecí en un mundo diferente al de hoy, aunque ya sabía que existían denominaciones como ‘mujer transgénero’ o ‘transexual’. Somos un tipo diferente de ser humano. No sólo hay dos géneros, eso es una farsa de ciertas instituciones. Hay montones de tipos de seres humanos en el mundo, igual que hay cientos de miles de tipos de plantas, reptiles o aves. El ser humano no es sólo masculino o femenino, no funciona así, abre tu jodida mente. Todos tenemos nuestra historia y creo que ponemos más interés en lo que piensan los demás que en pensar en nuestros propios cambios, que empiezan por uno mismo. De modo que hace unos años tuve que mostrarme como era y salir del armario porque ya pensaba en el suicidio, me metí en todo tipo de drogas –cocaína, heroína…-  esperando morir joven porque no podía soportar vivir como un hombre, porque sabía que no lo era. La ciencia, la Iglesia, la religión  intentan negar lo que uno siente dentro, niegan lo que dice tu propia naturaleza. Pero, bueno, creo que se están haciendo progresos, estamos en un ambiente más seguro que cuando yo crecí a finales de los setenta y principios de los ochenta. Entonces yo no podría haber ni dicho esto, mi abuelo me habría puesto una bala en la puta cabeza. Mi abuela sabía de mi problema, pero callaba como yo porque mi abuelo era un racista, homofóbico y transfóbico; literalmente, me hubiera asesinado. Nunca tuve una infancia normal, tuve encima que aplicar un instinto maternal sobre mi padre drogadicto toda mi puta vida.”

Continúa Mina: “Aunque se ha progresado, hay todavía mucho trabajo por hacer. Ya no es que la gente se asuste por personas como yo, sino que se asustan de sí mismos. Deberían mirarse más al espejo, disfrutar de sí mismos, de sus cuerpos, del sexo… Los transexuales, los gays… somos la gente más creativa, abierta, poderosa, dadivosa, sentimental y amorosa que hay en el planeta. Pero luego ahí tienes a todos esos hijos de puta intentando imponer reglas, regulaciones y leyes para y por qué no puedes ser gay o transexual, o para que no puedas hacer esto o lo otro. Siempre te están diciendo ‘no, no, no…’ pero ahí tienes a todos esos políticos y curas poniendo sus sucias manos sobre los niños, practicando pedofilia.”

Mina cuando era Keith