El pasado fin de semana se celebraba en Glasglow, Escocia, un festival de Black y Death Metal, llamado ‘Caledonian Darkness II’ y se suspendieron parte de las actuaciones debido a que aparecieron en la pared pintadas referentes al Tercer Reich, incluida una esvástica. Las pintadas fueron hechas con sangre de cerdo; había un bote de ella en el camerino preparada para uno de los shows.camerino

El dueño del local (The Classic Gand) culpó al promotor, piensa que quería liarla de alguna manera para la suspensión total o parcial del festival, ya que las ventas de entradas fueron muy pobres y no tenía capacidad para pagar a todas las bandas, llegadas de diferentes países de Europa y Canadá.

Gary Broadhurst, responsable de la sala, dijo:

“Algunas bandas empezaron a decir que  no tocarían al ver que no iban a recibir su caché.”

“El daño que han hecho al local es severo, la cifra para repararlo va a ser de cuatro cifras. Lamento no haber llamado a la Policía en ese momento porque, además, las pintadas son un gesto de odio que se podría denunciar.”

Oracular Phantasm, el promotor del festival, niega por supuesto que las pintadas fuesen realizadas por ellos o alguna de las bandas, acusa a un asistente cualquiera del concierto.

black-fest