Nunca tuvo más sentido que un disco se titulara “Resurrección”. Esta banda de Linares (Jaén) ha conocido varias fases y mutaciones, siendo hace unos meses cuando ha resurgido de un breve periodo de inactividad. Se trata de un grupo de Heavy Metal clásico con fuerte querencia por el Power con teclados, que nació nada menos que en el verano del año 1997. Aquellos tres músicos dieron vida cuatro años después a su debutante “Sueño eterno”.

Esta primera etapa llegó hasta el invierno de 2006, cuando las discrepancias entre algunos de sus componentes dieron al traste con una aventura que les había llevado a telonear a potentes cabezas de cartel como Mägo de Oz, Ñu o Tierra Santa.

Fue en la primavera de 2009 cuando el espíritu de Némesis tomó la forma de Soul Tormentor, formación en la que participaron otros músicos locales hasta diciembre de 2015. Una serie de cambios entre los titulares de esta segunda propuesta propició que sus componentes decidieran grabar un disco, pero esta vez bajo el recuperado nombre de Némesis.  Los actuales miembros que forman el quinteto son Pepe “Dickinson” (voces), David Cabrera y David Poza (guitarras y coros), Fran Zapata (bajo y coros) y Sergio Gutiérrez “Guti” (batería y coros). María Martín colabora en los coros.

“Resurrección” consta de siete temas, que totalizan 32 minutos de música: “Caballo negro”, “Liquidadores”, “Abrazo de libertad”, “Ella”, “Carroñeros”, “Un país llamado libertad” y la muy elaborada y homónima “Resurrección”. Metal en castellano, muy orgánico y contundente, en la siempre dignísima línea de Silver Fist, por poner un ejemplo.

Leo Cebrián Sanz